Así se divierten los huasones


POR VERÓNICA TORRES

Seguro usted cree que los huasos sólo entretienen en el rodeo. Pero se equivoca. Acá, un huaso amigo de The Clinic, pidió reserva de su nombre para sincerar los juegos más intensos del campo. Prepárese: van desde furiosas carreras de perro hasta indómitas cacerías de zorros.

BUENOS PA’ ZORREAR

“El zorro se caza porque el zorro es muy inteligente y se maneja. ¿Has escuchado la expresión zorro correteado? Así se les dice a los viejos que tienen experiencia. Porque el zorro es hábil, corre, hace círculos y se mete al agua para que los perros no le sientan el olor. Y lo bonito del zorreo es apreciar esa carrera. Cinco perros, entrenados, que van persiguiendo al zorro hasta cazarlo.

Los huasos salen a las cinco de la mañana y en un camión meten perros y los caballos. Se llevan su asado, se internan en el cerro, y salen con los perros. Los echan a correr y de atrás van ellos a caballo mirando la carrera. Cuesta mucho encontrar buenos perros zorreros. La primera condición es que la madre haya sido buena zorrera. Dicen que las perras transmiten lo bueno. Pero cuesta mucho encontrar uno y son caros.
Conozco un huaso que por un perro zorrero pagó una vaca y un caballo. El perro se llamaba Chispita y el huaso creía que se había comprado el mejor perro de Colchagua. Hasta que llegó el día de la zorreadura y partieron a zorrear y todos los huasos ven que parte el Chispita en el primer lugar y se pierde. Pasó la tarde y de pronto empezaron a volver todos los perros que andaban detrás del zorro menos Chispita. No había nada que seguir buscando porque no había zorro qué buscar. Pero el Chispita no aparecía y eso que era el mejor perro zorrero de Colchagua. Entonces, dice este huaso que va volviendo al camión pensando que había perdido a Chispita cuando lo ve de lo más instalado esperando. ¡Cómo molestaron a este huaso! Y el huaso estaba re enojado porque a él siempre le pasan cosas. Otra que le pasó fue en una zorrería. Como estas persecuciones son a toda velocidad, de repente los perros se van metiendo por los cerros y ellos los siguen a caballo. Y en el cerro de repente te encontrai con acantilados. Entonces, cuentan que los perros cortaron por una quebrada y todos los huasos pararon el caballo. Era imposible seguir bajando. Uno de ellos, incluso, gritó: “oye, pero no se va a poder por aquí” y este huaso se tira no más y empieza a bajar y en la mitad del camino el caballo se resbala y el huaso arriba, dio como 10 vueltas y terminó en el suelo. Al final, quedó rasmillado, sangrando, pa la cagá. Pero se levantó, se limpió y le gritó a los demás huasos: ¡VEN QUE SE PUEDE!”

PILLAR CONEJOS

“Los que pillan conejos son huasos más pobres, que no tienen plata para caballos, ni para el camión, ni para perros zorreros. Sólo necesitan un perro chiquitito, un fox terrier chileno, que se lleva adentro de un bolso. Entonces, se juntan varios huasos y se meten a las moras donde están los conejos y ahí los perros empiezan a olfatear. El huaso toma su perro chico, lo saca de la bolsa y se mete a pillar el conejo a la cueva.

Generalmente, como pillar los conejos se hace a pata son los cabros más jóvenes los que participan. Pero hay que tener cuidado porque muchos ladrones andan escondidos en esta cuestión de los conejos viendo qué se puede robar en los fundos”.

CLÁSICO RODEO

“El rodeo es un deporte de destreza sobre el caballo, que consiste en conducir a un novillo en la media luna. Una carrera dura entre un minuto y medio, no más que eso. Los toros corren una pura vez en su vida y, generalmente, son novillos mantenidos de crías. Un veterinario certifica que están sanos. El rodeo es de un nivel de profesionalismo como el polo. Los caballos se trabajan día a día. Aquí confluye la crianza del caballo chileno, que es muy importante, porque Chile tiene uno de los mejores caballos vaqueros en el mundo. Y eso poca gente lo sabe. Los vienen a comprar de Brasil y de Argentina.

El rodeo es realmente un vicio. Antes los hueones se corrían los fundos. Tipos importantes perdieron fortunas. Y ahora hay muchos que están obsesionados. Como el hijo de don Gonzalo Vial, el Chalo Chico, que se obsesionó tanto que creó su liga propia. El rodeo es un deporte de hueones ricos. Cada jinete recibe más de 5 millones mensuales. Además, acá tenís que movilizar familias, tener infraestructura, camiones, etc. Ahora la figura del patrón de fundo se fue modernizando. Ya no existe el señor de la Querencia. Antes la riqueza era la tierra y ahora está en las empresas. Todos son profesionales, incluso, los hijos de los trabajadores. Aquí los empleados y patrones se sientan juntos. No hay mesas separadas. No se hace distingos. Aunque de repente, claro”

CARRERAS DE PERROS

“Para las carreras de perros se ocupan los galgos, el perro gringo, que es bien rápido. Se corre los sábados o domingos en la tarde. Hay varios canódromos. El más conocido era uno que había en la Plaza San Enrique, en Lo Barnechea. Pero lo cerraron porque pasaban muchos autos estacionados. Los canódromos son tolerados, lo ilegal es la apuesta y el licor que se toma para ver correr a los perros. Y es re divertido, porque a los perros los hacen correr detrás de una liebre falsa. Un conejo que lo tira un tipo que anda en bicicleta y que tiene una cara de velocidad increíble, porque pobre de él si lo pillan los perros: lo hacen mierda.

Yo tenía un amigo que se compró en Estados Unidos un galgo de lo más espectacular y el perro ganaba todas las carreras. Entonces, un día estábamos en Curicó y llegó otro amigo, el Luis, y le pidió prestado el perro gringo para echarlo a correr y este otro dijo “te lo presto, total nadie le va a apostar porque todos conocen que es mío”. Y así era, todos los huasos conocían al blanco, con manchas negras y nadie iba a ser tan tonto para apostarle si seguro iba a ganar. Me acuerdo que estábamos en el canódromo y de repente aparece el Luis con un perro negro, al que le encontramos cara conocida. Y lo echa a correr, y el perro negro pasó a todos los otros perros. Todos quedamos impresionados. Los huasos se preguntaban “de aónde habrá sacado éste este perro”. Entonces el perro negro se fue a tomar agua y se mojó el cuerpo y de pronto, comenzó a ser blanco y no negro. El Luis había pintado el perro gringo de mi amigo para ganar. Vieras cómo lo salieron persiguiendo los huasos a escopetazo limpio”.

Comentarios