De poco sirvió inhabilitar a Jorge Segovia después de ganar las elecciones de noviembre pasado en la ANFP, porque hoy, después de dos meses de polémica, la lista apoyada por el español se quedó igual con la directiva del fútbol chileno. Pero como no todo es felicidad, el nuevo timonel de la Asociación, Sergio Jadue y su compañero de lista Gonzalo Febrer, deberán dibujar en la pizarra cómo le hacen la gambeta a las acusaciones de violencia intrafamiliar denunciadas hoy.

Después de dos meses de teleserie futbolera, Sergio Elías Jadue Jadue, representante de la lista del español más odiado por los hinchas del fútbol, Jorge Segovia, y presidente del recién ascendido Unión La Calera, será el nuevo mandamás del fútbol chileno desde el próximo 15 de enero.

La votación, que terminó con 27 votos a favor, 21 en contra y una abstención, dejó al “segovismo” como nuevo titiritero del balompié criollo y a los Bielsistas-Haroldistas jugando contra la pared.

Así las cosas, si Bielsa cumple sus dichos del 3 de noviembre de 2010 cuando afirmó que no podría trabajar con Segovia (se entiende que con sus cercanos tampoco), nos quedaríamos sin Mister Pipa para la selección y para la próxima Copa América. Pese a las declaraciones de Jadue, quien dijo que era partidario de la continuidad del rosarino.

Tu pasado te condena

Pero como no todo es tan dulce en esta vida, el nuevo presidente de la ANFP deberá cargar desde hoy la mochila con piedras que le puso el diario La Cuarta. Según la publicación, el dirigente cementero fue formalizado en noviembre de 2010 por violencia intrafamiliar en contra de su esposa en el Tribunal de Garantía de La Calera.

La información del diario pop revela que, a pesar de estar suspendido el proceso por un año, el nuevo timonel del fútbol debe someterse a un tratamiento sicológico para la prevención de actos de violencia por seis meses. Sobre este tema, antes de entrar a la reunión, el empresario rechazó la acusación y dijo “amar a su mujer”.

Para más remate, su compañero de lista y nuevo representante de Unión Española, Gonzalo Febrer, según informa el vespertino La Segunda, también tiene una denuncia de violencia en contra de su ex mujer en el 2009.

Según el diario, Febrer había dejado su casa por orden del Tribunal de la Familia, pero intentó regresar en noviembre pasado por la puerta de servicio. En ese entonces, su ex mujer declaró: “Me insultaba y me gritaba de todo. Entre al baño para llamar a carabineros y me pega un combo en el pómulo izquierdo. Las niñitas (8 y 7 años) vieron todo esto. Se pusieron a gritar. Me grita que para la próxima te voy a matar y se va de la casa. Gonzalo es capaz de cualquier cosa, yo creo que podría llegar a matarme, tanto hacia sí mismo como al resto”.

Ilustración de portada, Patricio Otniel, www.otniel.cl