Conflicto de Libia ha provocado más de 8 mil muertes según rebeldes

Entre 8.000 y 10.000 personas han muerto en Libia desde el inicio de la revuelta contra el líder libio, Muamar al Gadafi, según cálculos difundidos hoy por los rebeldes en Bengasi, capital de los revolucionarios.

El portavoz de los rebeldes, Mustafa Geriani, dijo en declaraciones a los periodistas que no descartan que la cifra pueda ser superior. “Habrá que ver cuando estos tipos se marchen, porque, por ejemplo en Trípoli, de donde no tenemos datos, sabemos que 1.200 personas fueron secuestradas en sus casas -activistas políticos y gente originaria de Bengasi- y han podido ser empleadas como escudos humanos”, destacó.

Y recordó que en Bengasi tan solo el fin de semana pasado fallecieron 120 personas durante los enfrentamientos con los gadafistas.

Por otro lado, señaló que el régimen de Gadafi ha intentado en varias ocasiones negociar con los rebeldes pero que ellos siempre lo han rechazado. “Siempre hemos pedido que detengan primero los asesinatos” para sentarse en la mesa a dialogar”, indicó.

Asimismo, Geriani negó que se haya entablado conversaciones con jefes tribales y que vayan a iniciarlas.

Además, reiteró el llamamiento de los rebeldes a que las fuerzas internacionales detengan el reclutamiento de mercenarios por parte de Gadafi y subrayó que “la callelibia es positiva sobre la intervención extranjera”, aunque reiteró el rechazo a cualquier operación terrestre.

Conflicto se podría extender

El primer ministro británico, David Cameron, ha afirmado hoy que la intervención militar en Libia se prolongará “hasta que sea necesario” para cumplir con la resolución de la ONU y su mandato.

“La resolución 1973 pide que se tomen todas las medidas necesarias para proteger a la población civil, y persistiremos en nuestro objetivo como en los últimos días”, ha señalado el primer ministro británico en rueda de prensa al fin de la cumbre europea en Bruselas.

Para Cameron, “la población (de Libia) está ahora más cerca de poder decidir su futuro que hace dos semanas”, ha explicado.

“Con la intervención damos más espacio a los libios a construir su futuro sin ser asesinados”, ha indicado Cameron, que ha rechazado que el líder libio, Muamar el Gadafi, deba involucrarse en el devenir del país.

En este sentido, ha pedido a “las personas cercanas a Gadafi” que “sean conscientes de que a partir de ahora si no dejan sus tanques y su ofensiva, todas sus acciones serán susceptibles de constituir crímenes de guerra y deberán pagar por ello”.

Comentarios