Éste no es Arturo Prat. Es un tipo con máscara y músculos que protagoniza una historia parecida, pero más de cien años después y en un escenario que no es Iquique. Montoya, el campeón regional de la lucha libre en Chile, es el protagonista de una nueva versión de la “Guerra del pacífico” en el Club México.

Cobra -algo así como La Roca versión Perú- peleará contra Montoya y un equipo de luchadores peruanos hará lo mismo con uno de chilenos, que incluye nombres como Engranaje Jack, Coyote, Lobo y Black Cambodian Warrior.

La idea es que no seamos todos hermanos. Se invitaron a militares chilenos para resucitar las rivalidades. “Pero no nos pescaron mucho”, cuenta Nicolás Pérez, uno de los encargados de la organización del evento.

De cualquier forma, mañana, a las seis de la tarde -con o sin militares- habrá guerra entre Chile y Perú. Las entradas están a la venta en la tienda GordonStore del Portal Lyon y, el mismo día de la lucha, se venderán en la boletería del Club México -Av. San Pablo 1569- a $5.000 junto al ring y a $3.000 la galería.