Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Opinión

24 de Agosto de 2011

“Hacer sonar cacerolas vacías es sólo un chiste poco divertido”

Desde mucho antes del 11 de marzo del 2010, Sebastián Piñera ha tenido en el seno de la derecha a uno de sus principales detractores: Hermógenes Pérez de Arce. El que por años fuera uno de los columnistas más emblemáticos de El Mercurio ha dedicado largos comentarios a criticar la capacidad del empresario para gobernar […]

Por

Desde mucho antes del 11 de marzo del 2010, Sebastián Piñera ha tenido en el seno de la derecha a uno de sus principales detractores: Hermógenes Pérez de Arce. El que por años fuera uno de los columnistas más emblemáticos de El Mercurio ha dedicado largos comentarios a criticar la capacidad del empresario para gobernar y su falta de atributos para dirigir esta larga y angosta franja de tierra. Hoy el analista vuelve a la carga con su particular estilo. Según explica, sí existe una conspiración contra el primer gobierno democrático de derecha en más de 50 años y -apunta- los responsables detrás de esta son los comunistas “lectores de Lenin”.

¿Cree que hay un complot en proceso contra el Gobierno, como lo dijo la ministra Evelyn Matthei?
Por supuesto que hay una conspiración en marcha, que es la actividad a que siempre ha vivido dedicada en el país la extrema izquierda. Es cuestión de leer la historia de las últimas décadas del siglo XX.

¿Usted cree que a Sebastián Piñera le ha faltado mano dura para controlar los movimientos sociales?
Le ha faltado completamente, no mano dura, sino simplemente velar por la legalidad. Aquí se están cometiendo diariamente y por muchas personas delitos contra la Ley de Seguridad del Estado y se está violando la Constitución, y no conozco ninguna querella ni acción del Gobierno derivada de ello.

¿Cómo debería el gobierno enfrentar el paro nacional? ¿Es hora de sacar a los militares a la calle?
Presentando querellas por los delitos que se cometen. Aquí los “encapuchados” hieren, destruyen e incendian y no hay uno solo, no digo preso, sino siquiera querellado.Para aplicar la ley bastan los tribunales, las policías y la decisión de la autoridad. No es necesariso sacar a los militares a la calle. Pero si nadie respeta las leyes, a lo mejor van a tener que salir, porque va reinar la ley de la selva.

¿Qué opinión tiene sobre la dirigenta de la Confech, Camila Vallejo y del presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo?
Como buenos comunistas y lectores de Lenin, están haciendo todo lo que éste aconsejaba en el período prerrevolucionario. Ellos están luchando por el triunfo de su revolución y lo van a seguir haciendo si nadie se preocupa de hacer respetar las leyes.

¿A qué período en especial lo han transportado las serenatas de cacerolazos que se han escuchado desde comienzos de mes? ¿Cree que puedan ser la banda sonora de alguna transformación especial como en el pasado?
Me han trasladado a los tiempos en que faltaban alimentos, bajo la Unidad Popular, en 1972 y 1973, y las dueñas de casa hacían sonar sus cacerolas vacías en protesta. Pero ahora no faltan alimentos en ninguna parte. El problema es la obesidad. Hacer sonar cacerolas vacías es sólo un chiste poco divertido.

Notas relacionadas