Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

2 de Julio de 2012

Macabro: Crean buzones para dejar guaguas en adopción

Vía Cronica.com.ar En Europa, crearon este sistema para dejar a un recién nacido en adopción de forma totalmente anónima. En todo el continente existen 200 instalaciones de este tipo y según las autoridades evita abortos y abandonos peligrosos. Lo que en otro tiempo fueron los tornos de los conventos, actualmente se ha convertido en tecnificados […]

Por

Vía Cronica.com.ar

En Europa, crearon este sistema para dejar a un recién nacido en adopción de forma totalmente anónima. En todo el continente existen 200 instalaciones de este tipo y según las autoridades evita abortos y abandonos peligrosos.
Lo que en otro tiempo fueron los tornos de los conventos, actualmente se ha convertido en tecnificados buzones para dejar bebés en Alemania. “Babywiege”, reza un cartel que conduce a un discreto camino al final del cual se encuentra una de estas cunas inteligentes que, en cuanto reciben un cuerpecito en su interior, automáticamente encienden un sistema de calefacción y activan una alarma que alerta, por ejemplo, al personal del Hospital Waldfriede, que acude rápidamente a recoger al niño y proceder a los exámenes médicos correspondientes.

El proceso está pensado para evitar abortos y permite un total anonimato. El bebé pasa a estar bajo custodia del Estado alemán, que en la mayor parte de los casos los entrega en adopción a familias de historial comprobado. Junto al buzón, hay un pliego con instrucciones sobre lo que debe hacer la madre en caso de que quiera recuperarlo.

Silvia Wendt, asistente social especializada en bebés no deseados y que se dedica a asesorar a embarazadas que están pensando si abortar o no, informa a las mujeres que acuden al centro de Berlín en el que trabaja y que por cuestiones personales no desean desvelar su identidad en un proceso habitual de adopción sobre esta posibilidad. “Algunas de ellas no desean abortar, pero temen las consecuencias de que el embarazo y posterior proceso de adopción llegue a conocimiento de sus familiares y encuentran en estos buzones una tercera vía que evita abortos y dolorosas consecuencias psicológicas”, explica Wendt, que calcula que los buzones reciben en Berlín unos dos bebés al año. “El buzón les da la oportunidad de vivir”, insiste.

“No hay preguntas, no hay documentación. Está indicado solamente para casos extremos, pero el Estado alemán da la posibilidad a estas mujeres de dar a su hijo en adopción con garantías y se evitan con ello abandonos que podrían tener consecuencias perjudiciales para el bebé”, alega la asistente social, en respuesta a algunas voces críticas, que advierten que ese anonimato puede esconder casos de abusos, como proxenetas que se deshacen de hijos de prostitutas contra la voluntad de las madres sin posibilidad de que estas puedan reclamarlos porque desconocen su paradero.

En Europa hay alrededor de 200 buzones de este tipo. Austria, Grecia, Croacia, Suiza, Bélgica y Alemania son, por este orden, los países europeos con una menor tasa de abortos. Ninguno supera las ocho interrupciones voluntarias de embarazo por cada mil mujeres. Todos tienen ley de plazos: se permite a la mujer decidir libremente durante las primeras 12 semanas de gestación (las leyes de Austria y Suiza dicen el primer trimestre) y además establecen una serie de supuestos excepcionales para las semanas posteriores.

Alemania se precia además de evitar casos de abandonos incontrolados gracias a este sistema, que se comenzó a pensar hace ya diez años después de aparecer un bebé congelado a las puertas de una clínica donde su madre lo había dejado una noche de invierno.

Temas relevantes

#Adopción#buzones#guaguas

Notas relacionadas