Los cuestionamientos a la última encuesta CASEN, que mostró una baja de la pobreza de 15,1% en 2009 a 14,4% en 2011, siguen provocando focos de conflicto en el gobierno y en la CEPAL, organismo internacional que desde hace más de dos décadas participa en dicha encuesta otorgándole un sello de credibilidad, el mismo que hoy se ve enturbiado por omisiones y modificaciones inéditas por parte del gobierno. Un antecedente desconocido en estas omisiones es el que entrega el diario electrónico El Mostrador al informar de una reunión entre el Presidente Piñera y el experto de la CEPAL Juan Carlos Feres, quien hasta hace pocos días y por más de 30 años trabajó en el cálculo oficial de la pobreza en Chile.

La reunión fue confirmada a CIPER por el mismo Juan Carlos Feres, quien agregó un muy importante antecedente: en esa reunión él le reiteró al Presidente que la baja de la pobreza NO era significativa.

La reunión, convocada por La Moneda, se llevó a cabo el 7 de agosto a las 16:15 horas, diecisiete días después de que el gobierno anunciara las cifras de una baja significativa de la pobreza en Chile. Duró aproximadamente tres cuartos de hora y en ella participaron, además del Presidente y el representante de la CEPAL, el ministro Joaquín Lavín y la subsecretaria de Desarrollo Social, Soledad Arellano. El Presidente y Juan Carlos Feres se conocían, pues ambos habían trabajado en 1978 en la CEPAL, en oficinas contiguas, en un proyecto dirigido por el ex ministro de Patricio Aylwin, Sergio Molina, precisamente en el ámbito del combate a la pobreza. Justamente hablando del trabajo realizado en esos años partió la reunión en La Moneda.

Luego el Presidente entró al tema que le interesaba: la CASEN. Feres le dio al Presidente su opinión técnica sobre la baja. El Mandatario ya conocía esa opinión, pues el día anterior a esa reunión –el lunes 6 de agosto-, Feres apareció citado en una columna del diario El Nuevo Herald, escrita por el periodista argentino Andrés Oppenheimer. La nota titulada: “Chile sigue siendo un modelo”, también incluía declaraciones del presidente Piñera quien mostró ahí su conformidad con los resultados de la CASEN: “Recuperamos en nuestro país la capacidad de ir reduciendo la pobreza. Esa es una buena noticia”, le dijo Piñera a Oppenheimer.

Para contrastar la realidad de las afirmaciones del Presidente, Oppenheimer le preguntó también a Juan Carlos Feres: “¿Está exagerando Piñera el desempeño económico de Chile? Feres, el principal experto en pobreza de la CEPAL, me dijo que la última reducción de la pobreza extrema en Chile es ‘estadísticamente significativa’, mientras que el dato de la pobreza general ‘está en el límite’ con el margen de error”, escribió el periodista.

Tras la refrendación de Feres de que la baja en la pobreza no era significativa, la preocupación principal en La Moneda en esa reunión del 7 de agosto fue el margen de error de la encuesta. La cifra de ese margen de error aún no era conocida en La Moneda. Feres le dijo al Presidente que, según la estimación de la CEPAL, el margen de error era de 0,7. El Presidente calculó entonces que con un 14,4 % y un error de 0,7, era posible sostener que la pobreza había alcanzado un rango entre 13,7% y 15,1%. Lo que indicaba que de todas maneras había bajado respecto de 2009, cuando llegó a 15,1%.

Según indicó Juan Carlos Feres a CIPER, en esa cita no hubo presión de ningún tipo, sino una simple consulta técnica. De acuerdo a la cronología de los acontecimientos que se han suscitado en torno a la difusión de los resultados de la CASEN, ese encuentro sí fue relevante para lo que ocurriría al día siguiente: un debate en el Centro de Estudios Públicos (CEP) para abordar las dudas que se estaban incubando en el ambiente académico y político respecto de los resultados de la encuesta. Allí participaría el ministro Joaquín Lavín junto al principal crítico a la presentación técnica y comunicacional hecha por el gobierno a la encuesta CASEN: el economista Dante Contreras.

Sigue leyendo acá