Sigue acaparando la mirada del cine mundial “Joven y Alocada” ya que la ópera prima de Marialy Rivas, cuyo guión realizó la periodista Camila Gutiérrez, ganó el premio Sebastiane del Festival de San Sebastián.

Sebastiane es un premio para las cintas que reflejen de mejor manera las realidades de los grupos homosexuales y transexuales.

El jurado de la organización manifestó que “ante el machismo imperante en Sudamérica”, la directora “responde con una película fresca y joven con estructuras del siglo XXI, con un formato ágil de blog en Internet.”

La película, que está siendo presentada en el área Horizontes Latinos, habla de una adolescente criada en una familia conservadora y evangélica que anda en busca de la definición de su sexualidad, chocando en este camino con los preceptos de su religión.

El jurado destacó que la película tiene la capacidad de “presentar los dos mundos que conviven en conflicto en la protagonista: el del conservadurismo religioso y el de sus hormonas ‘jóvenes y alocadas”.

El premio Sebastiane, que hace homenaje a una película de Derek Jarman, se inició en el 2000 con la idea de darle más vitrina a las películas con contenido homosexual.