En una escueta declaración en La Moneda tras presentar su renuncia ante el ministro Hinzpeter, por la anulada licitación del litio, el ex subsecretario Pablo Wagner reconoció que hubo una “una incongruencia que podría interpretarse como una falta a las bases” ante lo que se declaró inválido el proceso.

Wagner dijo que las tanto las bases de la licitación como la actuación del gobierno se ajustaron a derecho.

La ex autoridad declaró que asume “la responsabilidad de no haber llegado al objetivo trazado” que era licitar el litio. “A mí me corresponde asumir esa responsabilidad por lo que decidí presentar mi renuncia al Presidente, la que fue aceptada”, agregó.

El número dos de Minería insistió en que “la licitación del litio era de gran trasecendencia para el país” y culminó su escueta declaración agradeciendo a su equipo, su familia y al Presidente Piñera.