Reconociendo haber sido el auto del llamado telefónico que a última hora frenó la presentación del volante argentino Ramón Fernández como nuevo refuerzo de la U, apareció esta mañana el presidente de la ANFP, Sergio Jadue, en El Mercurio.

Eso sí: diciendo que sólo medio entre ambos clubes y que su gestión sólo fue para que ambas instituciones llegaran a buen puerto. “Jamás haría algo que atente contra la imparcialidad de mi cargo”, dijo el mandamás del fútbol chileno.

Según consigna el matutino, el ex dirigente de La Calera llamó al dueño de 0’Higgins, Ricardo Abumohor, para parar la venta del ex jugador calerano porque consideró que el traspaso del mediocampista era una “injusticia” con Unión La Calera.

“Sin perder mi imparcialidad como presidente de la ANFP, traté de tender puentes entre dos instituciones del fútbol chileno. Jamás haría algo que atentara contra la imparcialidad de mi cargo”, dijo.

Según el presidente del fútbol chileno, la idea era acercar posiciones entre los dos clubes, como ya lo había hecho en otros casos.

Sin embargo, en la “U” estarían bastante picados con el telefonazo de Jadue, aunque de todas formas el argentino sería presentado entre Navidad y Año Nuevo como nuevo jugador de la Universidad de Chile.