La Sala del Senado aprobó este martes solo uno de los cinco vetos presentados por el Presidente de la República a la Ley de Presupuestos 2013, sin embargo, y tal como ocurrió en la Cámara de Diputados, al no lograrse el quórum necesario para insistir en la modificación de los parlamentarios, se ratificaron las modificaciones del Ejecutivo a la normativa.

Los senadores aprobaron por 24 votos a favor y 1 en contra, la segunda observación que hizo el Gobierno a una glosa de la partida de Educación, tal como la semana pasada lo hicieron los diputados.

Del mismo modo, los senadores rechazaron por 12 votos a favor, 13 en contra y ninguna abstención las otras cuatro observaciones realizadas a la ley, pero no se alcanzó el quórum constitucional requerido para insistir en el proyecto aprobado por el Congreso Nacional en relación a dichas observaciones.

La insistencia fue aprobada solo por 13 votos a favor, 12 en contra y ninguna abstención, sin alcanzar el quórum de 2/3 de los parlamentarios presentes.

La modificación aprobada incorpora una norma para mejorar la redacción en una glosa del Ministerio de Educación, la que establece que “los bienes inmuebles que se adquieran con estos recursos serán destinados exclusivamente para fines educacionales, a lo menos por 30 años. Estos bienes deberán quedar hipotecados a favor del Fisco y sujetos a la prohibición de enajenar, gravar y ejecutar actos y celebrar contratos durante 30 años”.

Los vetos rechazados eliminan indicaciones introducidas por diputados en glosas de las partidas del Ministerio del Interior y Seguridad Pública, del Ministerio del Trabajo y Previsión Social y del Tesoro Público, relacionados con la redacción de programas de empleo, el pago de beneficios para trabajadores de la ex mina de carbón Schwager, y condicionantes establecidas en el proyecto aprobado por los parlamentarios al plan de desarrollo de la Provincia de Arauco.

Según el Ejecutivo, estos párrafos introducidos por los diputados además de contravenir la Constitución Política, “resultan contrarias al sano y racional manejo del presupuesto nacional”.