A las declaraciones de varios personajes del mundo político, se sumaron hoy las del Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, quien se refirió al incendio en la casa patronal del empresario agrícola Werner Luchsinger, donde éste falleció junto a su esposa Vivianne Mackay en la localidad de Vilcún en la región de La Araucanía.

Chahúan aseguró que el caso “a primera vista, corresponde a un atentado terrorista” y agregó, sobre el uso de la ley antiterrorista, que en esta situación “corresponde aplicarla”. Así lo dijo a La Tercera, y agregó que la fiscalía se pone en el lugar de los agricultores y trabajadores de la zona que han sido víctimas de ataques y que han criticado la labor de la institución: “es entendible que tengan rabia, pero no acusemos a la fiscalía de no hacer su labor”.

También justificó la labor de la fiscalía señalando que “hemos puesto nuestro recursos, dentro de los escasos recursos que tenemos. Hemos tenidos problemas graves con los testigos, resoluciones judiciales en contra. La labro investigativa es difícil. Pero la fiscalía no faltara trabajo”.

Además, Chahuán aclaró que la labor de la Agencia Nacional de Inteligencia es sólo de coordinación y no de investigación, y que “la información que nos ha dado la ANI no ha sido útil y no se ha podido usar en juicio”.