Sin licencia, en estado de ebriedad y con las luces apagadas habría estado conduciendo Francisco Cárdenas Torres, el sujeto de 25 años que atropelló ayer a un grupo de ciclistas en el Túnel Farellón, en Puerto Aysén, que dejó un integrante de la selección regional muerto y a otras 11 personas heridas.

Así lo sostuvo esta mañana la Fiscalía de Aysén, quien solicitó prisión preventiva y un plazo de 60 días para investigar, las que fueron concedidas por el juez Patricio Silva, según constata La Tercera.

La alcoholemia efectuada en el hospital regional arrojó 1,97 gramos de alcohol en la sangre de Cárdenas, quien según los testigos se encontraba en evidente estado de ebriedad y tenía envases de bebidas alcohólicas al interior de su auto.

El joven Jonathan Ledway Verdugo fue la única víctima fatal del atropello, aunque también quedaron con heridas de gravedad otros miembros del equipo aysenino como Fabián Vargas Campos, Natalia Luna, Francisco Cárdenas y Matías Carvajal.