Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

2 de febrero de 2013

La palabra de Sara Carbonero, la «vocera» del cagazo en el camarín del Real Madrid

Vía El País A Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, no le gustan las ruedas de prensa, prefiere actuar entre bambalinas. Pero la situación era tan tensa que no tuvo más remedio que enfrentarse a la prensa para desmentir las noticias de que el vestuario estaba en armas contra su entrenador, que los jugadores […]

Por

Vía El País

A Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, no le gustan las ruedas de prensa, prefiere actuar entre bambalinas. Pero la situación era tan tensa que no tuvo más remedio que enfrentarse a la prensa para desmentir las noticias de que el vestuario estaba en armas contra su entrenador, que los jugadores habían solicitado su cabeza. Sara Carbonero, la presentadora de deportes del informativo del mediodía de Telecinco, vio la comparecencia por televisión.

Obligación de su trabajo como periodista. La información facilitada por el presidente madridista no ofreció ninguna novedad para ella: conocía la comida que días antes Florentino había mantenido con dos jugadores y estaba al corriente de lo que se iba a decir. Carbonero lo sabía como periodista y como novia del capitán del Real Madrid. Y es que ella convive con el amor y la profesión, convive con Iker Casillas.

Si los periodistas no se creyeron la versión del club, menos aún ella. Carbonero conoce el día a día de la plantilla del Madrid. Por eso, cuando horas después cumplió con su compromiso semanal —que tiene desde abril del año pasado— en la cadena mexicana Televisa, habló con rotundidad. “El clima del vestuario, como sabéis todos, no es bueno. Es vox populi que los jugadores no comulgan para nada con su entrenador. Ahora mismo hay división en el vestuario y habrá que esperar a final de temporada para ver si Mourinho se va, porque ahora mismo tiene muchos frentes abiertos en el Madrid”.

Consciente o no de la repercusión que iban a tener sus palabras, Carbonero dinamitó la estrategia del Real Madrid para tapar los asuntos de vestuario y dio la razón a sus compañeros periodistas que cada día ofrecen nuevos datos del enfrentamiento de Mourinho con sus jugadores. Carbonero no dijo nada que no estuviera en la calle, pero dicho por ella, todo se amplifica. Horas después, el vídeo de Televisa circulaba por las redes sociales a una velocidad tal que se convertía rápidamente en trending topic mundial en Twitter.

De todo ello se enteró Iker Casillas en su recién estrenada y lujosa casa en la selecta urbanización de La Finca, donde la pareja se acaba de instalar. El capitán del Madrid sabía cuál era la opinión de la periodista, formada con los datos que conoce como profesional de la prensa deportiva, pero también como su novia. Él también convive con el amor y la profesión.

Notas relacionadas