Vía El Mundo

Fue el programa estrella de la BBC en Viernes santo y en hora de máxima audiencia. El Misterio de María Magdalena indagaba en la relación de Jesús con su ‘discípula’ e insinuaba que posiblemente llegaron a casarse, a partir de los evangelios apócrifos y de textos antiguos (no incluidos en el Nuevo Testamento) en la que la describían como su “esposa” y daban fe de besos en la boca y contactos íntimos entre ellos.

El programa lo presentaba Melvyn Bragg, una de las voces más reputadas de la BBC y con un perfil de cristiano intachable, crítico iracundo del científico ateo Richard Dawkins. El director Rob Cowling trasladó el escenario a Israel y Palestina, para dar más credibilidad al documental que pretendía indagar en la auténtica relación entre Jesucristo y su “mujer pecadora” (según San Lucas). Lo que no esperaban era sin duda la reacción airada de cientos de cristianos, anglicanos y católicos, indignados por la “sexualización” de la figura de Jesús en las fechas más sagradas del año.

El grupo Christian Concern ha encabezado las protestas y ha lanzado una “acción de alerta” entre sus miembros para protestar contra la BBC, que vuelve a estar en el ojo del huracán tras el escándalo del presentador pederasta Jimmy Savile. “En vez de promover un mejor entendimiento de la verdad cristiana y de realizar una investigación apropiada, la BCC ha preferido lanzar un ataque provocativo sobre la figura de Cristo, basado en insinuaciones, expertos dudosos y medias verdades”, declaró al ‘Huffington Post’ Andrea Minichiello Williams, al frente de Christian Concern.

La organización criccorrigiendo las imprecisiones históricas de El Misterio de María Magdalena. “El momento elegido para la emisión del programa ha sido especialmente ofensivo”, añadió Andrea Minichiello Williams. “El Viernes Santo marca el recuerdo de la crucifixión de Cristo y la BBC decide ese mismo día impugnar la pureza de Jesús y sugerir que María Magdalena fue su amante”.

“Es increíble que la BBC emita un programa de esta naturaleza como un evento especial para la Pascua”, añade la directora de Christian Concern. “La emisión ha servido para reforzar la comprensión superficial de la historia de Jesucristo, en contra de lo que los cristianos creen hoy en día”. El reverendo Michael Nazir-Ali, ex Obispo de Rochester, ha criticado también duramente a la BBC por la emisión de “un documental altamente ofensivo para los devotos cristianos”.

Un portavoz de la television pública británica ha defendido sin embargo la emisión del programa alegando que el objetivo era “examinar las diferentes interpretaciones de María Magdalena”, desde su visión de ella en el Nuevo Testamento a la versión de los evangelios apocrifos y la interpretación de la cultura popular, de El Código Da Vinci de Dan Brown a La última tentación de Cristo de Martin Scorsese.