Carlos Reyes, el ex Director de Obras del Municipio de Recoleta, será reformalizado por nueve delitos de cohecho durante su período a cargo de las obras de la comuna manejada entonces por la UDI Sol Letelier, que en su momento negó todos los hechos.

Reyes, a lo Vito Corleone, pedía millonarias sumas de dinero para su bolsillo a cambio de gestionar permisos municipales para empresas de la comuna.

El cohecho quedó en plena evidencia en el caso de la empresa de pinturas Ceresita que acordó pagarle 40 millones a Reyes  para instalar una bodega.

En ese caso, Ceresita acordó una suspensión condicional del juicio a cambio de construir obras para la comuna por un monto de 2 millones y medio de dólares.

En 2011 representantes del restorán “El Otro Sitio” acusaron a Reyes de pedirles 35 millones de pesos para entregarles un permiso municipal.