El Gobierno presentó este viernes una querella contra, Catalina Castillo, la joven que escupió al Presidente Sebastián Piñera durante el velatorio del sacerdote Alfonso Baeza.

Según informa Cooperativa, la acción legal es por la figura de “acto de odiosidad contra la autoridad”, con lo que se pretende que el hecho sea calificado como un delito y no una falta.

“Es ilógico contemplar una falta de respeto contra la máxima autoridad, que por mandato constitucional es el jefe del Estado, y creer que es simplemente una falta de respeto”, señaló el abogado del Ministerio del Interior, Italo León.

“Vemos importante hacernos parte en este proceso y buscar las sanciones que la ley contempla para este tipo de actos, no solamente resguardando la autoridad sino que aquí se ha ofendido la autoridad máxima de la República, una tradición que se extiende desde Blanco Encalada a la fecha”, justificó.

El abogado explicó que “la figura penal contempla una sanción no alta, estamos hablando de una reclusión menor, pero creemos que es lo que se ajusta a la ley”.