Mario Palma y Gabriel Carrión, abogados de la directora del jardín infantil Hijitus de la Aurora, Ana María Gómez Gallo, a quien se le acusa de cómplice por delitos de abuso y violación contra menores, enviaron ayer una solicitud con carácter de “urgente” al 3 Tribunal Oral en lo Penal para exigir el sobreseimiento de Gómez y para que se revisen las medidas cautelares que efectúa, según indica Emol.

En el escrito, se entregan los apremios que ha tenido que enfrentar Gómez y la necesidad de anular cualquier medida que limite su libertad. Esto último, en base a la petición del Ministerio Público sobre el sobreseimiento definitivo de la dueña del recinto ubicado en Vitacura, luego que, a su parecer, el tribunal excluyó las pruebas que acreditaban la responsabilidad de la mujer en los sucesos.

No obstante, ambos abogados, desaprobarán la solicitud de la entidad penal e insistirán en llegar a un juicio oral con el objetivo de exponer las evidencias que han reunido en casi un año de investigación, y terminarían por afirmar la inexistencia de los delitos y la psicosis colectiva de la que fueron víctima padres del jardín infantil.

Gómez estuvo en la cárcel durante cinco días y luego estuvo con arresto domiciliario, debido a que fue acusada de cómplice por los delitos que habría realizado su hijo, Juan Manuel Romeo Gómez, cuando trabajaba como monitor de computación en el establecimiento. Por esto, se pidió una pena total de 101 años de cárcel, 36 años para la directora y 65 años para Romeo.

Vea también: “Defensora del caso Hijitus: “Esta es la causa más mediática que ha existido en Chile y la con menor cantidad de pruebas sobre abusos”