El ex futbolista y diputado federal brasileño Romario, campeón mundial con Brasil en 1994, fue sancionado nuevamente por haberse negado a realizarse la alcoholemia en un retén en Río de Janeiro destinado a identificar conductores ebrios.

Esta es la tercera vez que los fiscales de tránsito multan y le retiran provisionalmente la licencia de conducción por el mismo motivo al diputado por el Partido Socialista Brasileño (PSB) y mejor futbolista del mundo en 1994, que -¿aló?- actualmente es protagonista de una campaña publicitaria de una marca de cerveza.

El ex goleador de clubes como el Barcelona español y el PSV Eindhoven holandés fue retenido en la madrugada del sábado en un puesto de fiscalización en una vía que comunica al acomodado barrio de Barra de Tijuca.

Romario de Souza Faría, que conducía su propio vehículo, se negó a realizar la prueba, algo previsto por la ley, por lo que los fiscales se limitaron a imponerle una multa de 1.915 reales (unos 814,9 dólares), y a retirarle la habilitación para conducir, que sólo podrá recuperar en un año.

El ex futbolista tuvo que llamar a un conocido para que condujera el vehículo. Pese a que el diputado no se refirió a la situación en las redes sociales, en las que aborda de todo, varias personas han escrito en su página para criticar el mal ejemplo del político.

Romario ya había sido sancionado en dos ocasiones anteriores, en 2010 y en 2011, por el mismo motivo.