El ministro secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde, descartó este miércoles que haya habido desprolijidad en las designaciones de las autoridades que han debido renunciar por diversos cuestionamientos, señalando que el gobierno ha tomado decisiones en base a informaciones que manejaban antes de los nombramientos.

El vocero de gobierno comentó así las últimas renuncias de los gobernadores de Antofagasta, Chiloé y Ñuble y del delegado provincial de Santiago, indicando que en las “próximas horas” se anunciará a los reemplazantes a través de las respectivas intendencias regionales.

Consultado Elizalde si en las designaciones ha habido desprolijidad, dijo que “en absoluto, porque las decisiones se tomaron con la información que se tenían en ese momento, así que no hacemos ninguna crítica”.

“El llamado es a actuar con la máxima madurez y responsabilidad, porque el desafío que tenemos por delante es enorme. Los chilenos no están preocupados de las declaraciones que hagan de uno u otro partido, o incluso las querellas que se puedan establecer entre los líderes de la oposición y los líderes del gobierno. Los chilenos están preocupados de cómo se resuelven los problemas que afectan a su vida cotidiana”, afirmó el vocero.

Respecto a los cuestionamientos a autoridades que han debido renunciar, Elizalde indicó que “hoy los estándares que se están aplicando por parte de la ciudadanía para calificar si una persona puede o no desempeñar un cargo público son muchos más exigentes que los que había en el pasado, y eso nos parece una gran noticia”.