El Colegio de Profesores, la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP), entre otras organizaciones, participaron este mediodía de una caravana y un acto en el Memorial “Tres Sillas” ubicado en Quilicura cerca del Aeropuerto Pudahuel, por la conmemoración de los 29 años de ocurrido el secuestro y posterior homicidio de los profesionales comunistas, Manuel Guerrero, Santiago Nattino y José Manuel Parada, degollados por agentes de la disuelta DICOMCAR en 1985.

Las acciones de los agentes de la Dirección de Comunicaciones de Carabineros (DICOMCAR), en el denominado “Caso Degollados”, provocaron una extendida indignación, obligando a que la Corte Suprema de entonces designara al juez José Cánovas Robles como ministro en visita para investigar los hechos, la que concluyó en la salida de uno de los miembros de la Junta Militar que gobernaba el país -el general director de Carabineros, César Mendoza-, el término de la DICOMCAR y la condena a presidio perpetuo a seis de los miembros de dicho servicio secreto de la dictadura.

Antes de la partida de la caravana hasta el memorial, el presidente del gremio de los docentes, Jaime Gajardo, manifestó que “es un acuerdo del Colegio de Profesores, el cual ha sido ratificado asamblea tras asamblea, rendir un homenaje en esta fecha a Manuel Guerrero, quien fue dirigente del gremio y uno de los mártires, y sobre todo, hemos tomado el acuerdo para dejar siempre prendida una luz, un llamado de atención, para que nunca más se produzcan estos hechos”.

Según él, este hecho se produjo “con el objetivo de paralizar en ese momento al país. De atemorizarlo e inmovilizarlo, sobre todo en un momento en que había un gran despegue de petición y de avanzar en la democracia, entonces, ese tipo de práctica y de actuaciones, es evidente que tienen que ser condenadas transversalmente ayer y hoy por el país”, afirmó.

Para Gajardo, “hoy también estamos viviendo una época que se aventuran cambios, en que hay muchas expectativas, en que hay una corriente de movimientos sociales que están poniendo ‘los puntos en las íes’ y sería impensable que se hicieran actos de este tipo para paralizar estos movimientos. De ahí la importancia de estar siempre recordando y haciendo homenajes para destacar lo que ellos significaron”.

“Nuestro planteamiento es ‘ahora y por siempre’ y será parte de la institucionalidad. Los que vengan también deben recordar en esta fecha este hecho tan deleznable”, apuntó Jaime Gajardo.

Durante el acto, en el que además de colegas, amigos y ciudadanos, estuvieron presentes el alcalde de Quilicura, Juan Carrasco Contreras, y la diputada Karol Cariola (PC), entre otros, se emitieron discursos conmemorativos y la colocación de ofrendas florares donde fueron encontrados los cuerpos de los profesionales.

Cabe recordar que Santiago Esteban Nattino Allende, pintor y miembro de la Asociación Gremial de Educadores de Chile (AGECH), fue abordado y secuestrado el 28 de marzo de 1985 en la esquina de las calles Apoquindo con Badajoz; el profesor y dirigente de la AGECH Manuel Leonidas Guerrero Ceballos, y el sociólogo y funcionario de la Vicaría de la Solidaridad José Manuel Parada Maluenda, fueron secuestrados al día siguiente desde las puertas del Colegio Latinoamericano, ubicado en la avenida Los Leones.

El 30 de marzo de 1985, camino a Quilicura, frente al fundo “El Retiro” y cerca del aeropuerto de Pudahuel, donde actualmente está el Memorial “Tres Sillas”, los cuerpos de los profesionales fueron encontrados degollados y con evidentes signos de tortura.