La Corte Suprema ratificó el fallo que anula la autorización para cultivar cannabis luego de que se presentara un recurso de casación en contra de una sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Concepción, la que dejó sin efecto la autorización para cultivar cannabis sativa en la región del Biobío.

El fallo, que que dividido y tuvo entre sus argumentos el tener problemas con la Ley 20.000, llegó luego de un reclamo del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), el que anuló la autorización que existía para sembrar dicha planta en un predio de Los Ángeles, según cuenta Cooperativa.

El documento sostiene que “el Servicio Agrícola y Ganadero actuó dentro de sus facultades al invalidar la autorización primitivamente concedida, al vulnerar ésta el estado de derecho en relación al fin perseguido con la siembra, cultivo y cosecha de las plantas de cannabis”.

La plantación era para realizar fitofármacos, lo cual es considerado un ilícito por el Instituto de Salud Pública, el que prohíbe la venta de productos que contengan cannabis o donabidol.