A través del grupo de Facebook “Proyecto Kombi”, Ariel Zúñiga, quien fue conocido por ser el conductor que chocó las vallas papales que carabineros puso para protege el Congreso el 21 de mayo pasado, denunció un tremendo chanchullo en la instalación artística de Francisco Papas Fritas.

Aquí va el texto íntegro y sin edición que fue publicado en la red social:

“Estimados amigos, desde hace semanas he instado para que tengamos una asamblea honesta y fraterna con los participantes del proyecto ad augusta per angusta, proyecto kombi y radio villa francia. Los esfuerzos han sido infructuosos. A las reuniones convocadas se han restado los cercanos a papas y a la rvf, en bloque; junto con esto han organizado reuniones privadas a espaldas de cualquier asamblea que controle lo que se está decidiendo y cuales son los intereses que hay detrás.

La falta de espacios abiertos sólo ha fomentado el cahuineo.

Ustedes saben que yo prefiero hablar de las cosas en público, sin mediaciones, la luz del sol el es mejor desinfectante; pero se me ha pedido, una y otra vez, que me calle en aras de una supuesta unidad quebrada desde el momento que los de la radio villa francia quisieron llevarse la obra para la casa. Eso ocurrió el jueves 15 de mayo aunque venían preparándolo desde el día del lanzamiento.

Han cahuineado tanto que la única solución es que se diga todo, del modo franco que nos caracteriza. Es ese modo franco el que evitó que esto colapsara y que se sostuviera a pesar de la presión que había sobre nosotros. Papas fritas se ha negado a aclarar la situación en público.

En privado se dijo todo de mi, desde que era un estafador, que no acataba a la asamblea, que había perdido el control, cahuinearon hasta con mi vida sentimental. Y a la cárcel no me llegó ni un paquete de cigarrillos!!

Mi acusación es pura y simple, algunos galeristas ofrecieron plata por la kombi, mucha plata, Papas Fritas se descontroló cuando me negué a dicha salida cuando él me lo planteó (fuera de asamblea) pues, así lo dije, eso ensuciaría el proyecto. Sin embargo a los de la francia eso les pareció muy bueno, dijeron que se podían financiar varios proyecto “revolucionarios” con tal dinero.

Como la asamblea no vio con buenos ojos lo del dinero empezó el maquineo. El viejo maquineo de izquierda pero aplicado a un asunto de comercial.

Buscaron todos los modos de sacarme de escena. Papas se reunió hasta con los cuatro gatos de los “estafados corfo te odio ariel”… si llegaron a eso podrán comprender que no se saltaron a nadie.

El día del cierre en el GAM me dejaron solo sacando la kombi y sembraron la confusión entre los asistentes impidiendo que salieran. Luego me acusaron de no acatar lo resuelto en la asamblea cuando fue ésta, la que decidió a las 10 AM de ese día domingo, sacar a la kombi del GAM y llevarla a la USACH pues fueron sus alumnos quienes la pidieron.

Después maquinearon que “la tenían lista” (la kombi) en el Arcis, para quitárselas a los cabros de la USACH y pasársela al galerista en cuestión.
Antes que digan “siempre las cosas terminan así “, quiero decirles que aquí no se ha perdido nada, se quemaron 500 millones de dólares y nos jactamos de ello; ese siempre será nuestro triunfo, uno de los pocos triunfos de la izquierda. Nada ni nadie ayudará a los dueños de la U del Mar, y hoy hasta la fiscalía tuvo que ponerse a trabajar para buscarles plata.

Sin embargo es preciso ponerse rojo una vez que amarillo mil veces, prefiero que esto lo hablemos ahora, antes que aparezcan las sorpresas y seamos interpelados por ciertas acciones de Papas Fritas que sin lugar a dudas no compartiremos. Eso es inminente.

No relativizaré el crucial aporte de Francisco Papas Fritas en todo esto, tampoco el de los cabros de la radio villa francia, y de todos los que aquí han participado. Pero no podemos seguir silenciando esto; el riesgo es que tengamos que empezar a dar explicaciones por algo que debemos sentirnos orgullosos.

Un abrazo fraterno”.