Jota Master Barber, el peluquero oficial de la selección: “Gary Medel y Arturo Vidal son los primeros en cortarse el pelo”

Hace un año que le corta el pelo a los jugadores de la Roja y se ha transformado en una suerte de cábala para la Selección. A una semana que comience el Mundial de Brasil, Jota Master -a quien no le gusta el fútbol- cuenta que todos quieren tener el peinado más llamativo y se echan ceras especiales para cuando estén en la cancha no se les corra ni un mechón.

Jota-Master-Barber-foto2
“Empecé a cortar el pelo a los 13 años. Ahora tengo 22. Casi toda mi vida me he dedicado a ser barbero. No es lo mismo un peluquero que un barbero. El peluquero tiñe, pero el barbero es pura navaja y es un arte. Yo empecé viendo a los jugadores de basquetbol. Me gustaban los peinados de los negros de la NBA. Y trataba de imitarle sus cortes de pelo. De hecho, desde los ocho años me diseño yo mismo el pelo. Después se los empecé a hacer a mi grupo de amigos en Peñaflor.

El año pasado, cuando trabajaba en Moreno Barber Schop, empecé a cortarles el pelo a los futbolistas. Al primero que le corté fue al Arturo Vidal. Mi jefe en ese tiempo era amigo del cuñado de él. Y cuando llegó de Italia, lo llamaron porque Arturo quería cortarse el pelo y necesitaba urgente un corte. Y el moreno no lo pensó dos veces, y me llevó a cortarle el pelo a Vidal. Y después el Arturo me recomendó a sus compañeros. La primera vez que le corté a Arturo fue en su casa que es bacán. Tiene hasta una discoteque. Es bien lujosa.

Bueno, Arturo es de darse una buena vida. Y su vestimenta es pura ropa de marca: Luis Vuitton, Dolce y Gabanna. Al principio iba nervioso, pero después se me pasó. Pensaba que a lo mejor no le iba a gustar, pero le gustó como le quedó el corte. Bueno, para mí es como cortarle el pelo a una persona común y corriente. A lo mejor si fuera fanático del fútbol, porque no lo soy, me pondría intranquilo.

Jota-Master-Barber-foto1
Yo soy fanático del basquetbol. Me pondría más nervioso si le tuviera que cortarle el pelo a los de la NBA- que es mi sueño- que a los futbolistas. De hecho, no sé nada de fútbol. Con decirte que apenas conocía a Vidal. Ni siquiera sabía que jugaba en la Juventus. Después me tocó cortarle el pelo al Gary y me pidió que le hiciera un diseño. Yo he hecho rostros, rosas, en el pelo, bacanes. Así que le pregunté qué quería, porque el cliente es quien elige su corte. “Pero dame una idea-me dijo-hace lo que queraí, tú eres el maestro”. “Pero dame una idea de algo que te identifique”. Ahí me dijo que le hiciera el número 17 como el de la camiseta. Y cuando se lo estaba haciendo, me dijo por qué no me haces al otro lado la bandera chilena. Nunca había hecho una. Pero se la hice. Me demoré como media hora. Ahora quiero hacerle un pitbull.

Jota-Master-Barber-foto3
El año pasado el Arturo se quería hacer un número, como el del Gary, pero el Gary no quería. Quería ser el único. Al final, el Arturo me dijo “mejor no, pa la otra, cuando esté de vacaciones me hacís un diseño, porque si ahora juego mal o cualquier cosa, Sampaoli me retará y me dirá que estoy más preocupado del peinado que de jugar”. Pero Sampaoli no les dice nada. Sólo se preocupa de que no se acuesten tan tarde. Y me chicotea los caracoles si me paso de las diez de la noche. La otra vez el Edu le dijo “ya po, no sea así po, profe… todo porque usted es pelao y no se tiene que cortar el pelo ”.

De repente voy al hotel a cortarles el pelo. Pero nunca le había cortado el pelo a los de la selección, que es el paso más grande que he dado en mi carrera. Los futbolistas son simpáticos, buena onda, humildes. No son quebrados. No hablan mucho de fútbol. Son de hablar de otras cosas. Me preguntan cómo me ha ido. Con Vidal hablamos de sus caballos. El otro día le pregunté por su rodilla. Me dijo que estaba mejor, que estaba bien para el mundial. Igual yo creo que si no está pal primer partido, estará de seguro pa’l segundo.

Estaba medio achacado. Debe ser fome estar lesionado. No le hice más preguntas pa’ no incomodarlo tanto. Yo ahora al Arturo le corto el pelo de memoria. Ya no se sienta frente al espejo. Antes era súper pretencioso y vanidoso. Cuando le estaba haciendo la barba, me pedía que no le quedara un pelito de más. Y el Gary con el Arturo eran los primeros que estaban cortándose el pelo. Ahora el Arturo sabe que le va a quedar bien. Le corto mientras él ve tele en su sala de estar. Así de relajado.
Jota-Master-Barber-foto4
Los futbolistas son los que se preocupan más del pelo. Tratan de tener el corte más exclusivo y que la gente les copie los peinados. Todos quieren deslumbrar. Tener los peinados más bacanes. Generalmente traen productos de afuera, que no hay en Chile. Casi todos los jugadores se aplican cosas para alisarse el pelo. Felipe Gutiérrez, David Pizarro, Mauricio Isla, Junior Fernandes y a Gonzalo Jara los he visto aplicándose algunos productos para alisarse el pelo. Les queda el pelo más suave. También usan ceras especiales para cuando juegan y no les salga caspa con la transpiración. Acá la gente quiere tener los mismos cortes que los futbolistas. Pero no a todos les viene. De repente llegan gorditos que quieren hacerse el corte de Al Shaarawy, el que juega en el Milan, pero no les viene. Como es un mohicano delgadito, en esas cabezas se va a perder y no va a llamar la atención.

No sé si vaya al mundial. No me han llamado para ir. Pero seguro que les cortaré el pelo antes que se vayan. Pero me gustaría ir. Sería bacán. Yo soy la cábala para ellos. Ahora soy el peluquero oficial. El Moreno Barber Shop también dice que lo es. Pero lo de él es puro truco. No tiene ni fotos con ellos. De hecho, él quiere puro cortarle a los de la selección. Está desesperado. Trata de que lo hagan pasar a Juan Pinto Durán, pero no lo pescan. Yo tengo chipe libre allá. Llego y me hacen pasar altiro. Me costó ganarme la confianza. Antes me hacían esperar como una hora afuera, después me hacían esperar en una caseta que hay para las visitas. Ahora que me conocen todos, me ven afuera y me dejan pasar altiro. Y como te decía, soy como su cábala. Todos los partidos que fui a cortarle, ganaron. Al único que no fui fue al de Colombia y los chiquillos empataron. Y los partidos de fuera, donde no pude cortarles, ninguno ganaron”.

Comentarios