Contraloría-01

La Contraloría resolvió la destitución de Rocío Omegna, quien fuera en el pasado jefa de gabinete de Gonzalo Cornejo cuando este último ocupaba el cargo de alcalde de Recoleta y que posteriormente trabajó con Sol Letelier en el municipio y fue derivada a San Francisco de Mostazal en 2011.

La decisión del organismo fiscalizador ya fue comunicada a la ex funcionaria, por su responsabilidad en la recepción de más de $ 26 millones por trabajos no realizados en la comuna de San Francisco de Mostazal,a donde llegó por la vía de un convenio con Recoleta, firmado por la ex edil Sol Letelier en 2011.

De acuerdo a la información recabada por este diario, Omegna justificaba sus honorarios en calidad de “jefa de gabinete” entregando información que obtenían y analizaban otros funcionarios de distintas unidades, para luego adjudicárselos. Omegna recibía la plata, además, por su labor en el Departamento de Fomento Productivo, que es inexistente.

De hecho, en esa zona, Omegna también enfrenta una investigación sustanciada por el Ministerio Público de Graneros por estos mismos hechos.

Ahora bien, la comuna de San Francisco de Mostazal también es de la UDI, a través del alcalde Sergio Medel Acosta, donde la presencia de Omegna y el convenio con Recoleta fue ampliamente debatido en el Concejo comunal, no sólo por el alto costo de sus honorarios, sino por la necesidad de sus servicios. A lo que se sumó una denuncia del diputado DC Ricardo Rincón.

Según averiguó este diario, Omegna además enfrentará en la Contraloría un juicio de cuentas. Es decir, se iniciará un proceso en el tribunal del ramo con el fin de establecer cuánta plata debe devolver al fisco por su conducta trucha. En general, el tribunal de cuentas falla en contra de quienes han cometido irregularidades con fondos públicos, ya que el sumario realizado por el organismo fiscalizador ha agotado todas las instancias de investigación.

No es la primera vez que Contraloría cuestiona a Omegna por su conducta funcionaria. En 2010 enfrentó un sumario, luego que la entidad de control determinara que incumplió gravemente “las labores establecidas en contratos a honorarios suscritos con la municipalidad. Además, en el caso particular de la señora Omegna, se verificó que no desempeñó la totalidad de las labores para las cuales fue contratada bajo esta última modalidad”.