Ban-ki Moon EFE

Ban Ki-moon, secretario general de la ONU, se refirió al ataque de Israel de este martes a una escuela en la Franja de Gaza en la que se encontraban refugiados, de los cuales 15 murieron. Aseguró que las autoridades militares fueron informadas 17 veces de que la escuela se encontraba en esa ubicación, incluyendo un aviso en la noche del martes, horas antes del bombardeo.

Obuses fueron lanzados desde carros blindados israelíes directamente hacia dos salones de clase de la escuela ubicada en Jabaliya, que forma parte de la Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina (UNRWA), siendo esta la sexta vez que una de sus escuelas es atacada.

Por esto, calificó como “injustificable” el ataque a este establecimiento educativo. Pidió que los culpables se responsabilicen y que se haga “justicia”.

“Esta mañana (miércoles) una escuela de Naciones Unidas que albergaba a miles de familias palestinas sufrió un ataque reprensible. Es injustificable y requiere sentar las responsabilidades y hacer justicia”, dijo al arribar al aeropuerto internacional de la capital costarricense para una vista oficial, según informó La Tercera.

Agregó que “ellos conocen las coordenadas y la ubicación exacta de dónde están estas personas (refugiados palestinos)”.

Reiteró su llamado a terminar con este enfrentamiento de forma inmediata, que según él le ha costado la vida a más de 1300 personas y lleva cerca de 6 mil heridos. “Nuevamente llamo, desde Costa Rica, un símbolo de paz, a que todas las partes frenen su violencia y regresen a la mesa de diálogo”, consignó.

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, también dio declaraciones por lo sucedido, diciendo que su país se suma al llamado de finalizar con el conflicto en la Franja de Gaza.

“Queremos que se establezca de inmediato, cobijado por Naciones Unidas, un cese al fuego que permita una salida lo antes posible a esta vorágine de sangre que tanto ofende a la humanidad”, expresó.