bachelet 1 - efe

La Presidenta, Michelle Bachelet, anunció hoy que en 2015 se erigirá una estatua del fallecido presidente sudafricano Nelson Mandela en un lugar privilegiado de Santiago.

“Será en un lugar público de Chile donde pasen muchas familias, para poder aprender más de este fantástico líder”, declaró Bachelet, durante una rueda de prensa celebrada en Ciudad del Cabo al término de su discurso en el seminario anual de la Fundación Mandela.

Como ya hiciera el viernes en Pretoria tras reunirse con su homólogo sudafricano, Jacob Zuma, Bachelet desveló también que Chile creará, a partir de 2015, cincuenta becas que llevarán el nombre de Mandela y permitirán a estudiantes de posgrado de Sudáfrica completar su formación en universidades chilenas.

Bachelet afirmó también que su Gobierno pondrá en marcha jornadas de diálogo con Sudáfrica y otros países latinoamericanos para compartir experiencias sobre procesos de transición.

La Presidenta que comenzó el viernes en Sudáfrica una gira africana que continuará el lunes en Mozambique y terminará el martes en Angola, pronunció un discurso sobre el legado de Mandela en la duodécima edición del seminario anual de la fundación que lleva su nombre, celebrado en el Ayuntamiento de Ciudad del Cabo.

Además, destacó la importancia del compromiso con la igualdad y el entendimiento de Mandela, con cuya viuda, Graça Machel, se reunió esta mañana en privado.

En una intervención transmitida por la televisión pública local, SABC, Bachelet subrayó la necesidad de no limitar la democracia a “garantizar los estándares de legalidad”, pues -subrayó- “la democracia representativa ya no es suficiente”, sino que es necesario luchar contra las desigualdades sociales y la desconfianza de los ciudadanos en las instituciones.

Bachelet reivindicó “nuevas formas de diálogo y consultas como clave para la modernización del sistema democrático”, y citó sus esfuerzos para incluir a las comunidades indígenas de Chile en el proceso de toma de decisiones públicas como ejemplo.

En esa misma línea, alabó las experiencias de transición a la democracia de Chile y Sudáfrica, pero advirtió de que ambos países deben “responder a los retos del futuro”.

“Las necesidades de cohesión social son cada vez mayores”, remachó Bachelet, que denunció también la discriminación que sufren las mujeres, en el día en que Sudáfrica celebra su jornada nacional de la mujer.

Antes de partir hacia Mozambique, Bachelet visitará mañana, domingo, la isla prisión de Robben Island, situada frente a las costas de Ciudad del Cabo y en la que Mandela estuvo preso durante 18 años.