Rodolfo-Carter_ALEJANDRO-OLIVARES

A pesar de pelearse públicamente durante los últimos tres días, Rodolfo Carter, alcalde de La Florida, y Ana María Gazmuri, directora de la Fundación Daya, tendrán el primer cultivo de marihuana medicinal de Latinoamérica en esa comuna. Así lo señalaron fuentes del Gobierno a The Clinic Online, quienes aseguran que durante los próximos días emanará el documento oficial del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). Esto luego de la polémica causada por el edil tras hacer una plantación “simbólica” el pasado domingo,

Todo esto, incluso después de las críticas que realizó el edil al Intendente de Santiago, Claudio Orrego, y al subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, por armar una ofensiva comunicacional desde La Moneda contra él y por “influir” en la posición de Gazmuri, quien rechazó la actitud del jefe comunal al adelantarse al SAG.

Carter señala que a sus abogados no se les ha informado nada al respecto y señaló que Aleuy tiene una “casi una pelea personal” con él, recordando la participación que tuvo el actual subsecretario de Interior en la designación del reemplazante de Jorge Gajardo en esa comuna, en 2011.

“Yo ya superé esa etapa porque uno no puede seguir pegado al pasado, pero parece que ellos no lo han superado y vuelven a actuar con la misma lógica. Obviamente la campaña comunicacional que se ha lanzado desde el Gobierno ha tratado de desacreditar”, dice Carter.

La alusión no es menor: el 2 de marzo de 2011, tras la renuncia de Jorge Gajardo a la alcaldía de La Florida, fue el actual subsecretario de Interior el encargado mandatado por el Partido Socialista para lograr la designación de uno de sus concejales en el sillón vacío.

Tras meses de intensas negociaciones, el 24 de junio de ese año Rodolfo Carter consiguió hacerse de la alcaldía tras 14 intentos fallidos, devolviéndole a la UDI la alcaldía que habían perdido en las elecciones municipales en diciembre de 2008.

Sin embargo, la autoridad central hizo caso omiso de la críticas y estaría ad portas de otorgar la autorización para que el alcalde de La Florida, Rodolfo Carter, inicie el proyecto de cultivo de marihuana en predios municipales.

Así lo aseguran fuentes de Gobierno que han conocido la discusión política que se ha dado en estos días previendo el debate que se avecina en caso de que se concrete finalmente el bullado anuncio, que literalmente plantó Carter el domingo pasado.

La opinión, coinciden otras fuentes del Ejecutivo, respecto al tema es favorable y técnicamente viable de parte del SAG. Algo que Gazmuri señaló a The Clinic Online, asegurando que tenía información que la autorización se iba a concretar oficialmente durante la próxima semana. En el Gobierno saben que es un tema que generará controversias, pero también que existe agua en la piscina para abordarlo.

De hecho, fue el mismo Subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, quien estableció mesas de trabajo en junio pasado. Fue después de una licencia médica cuando revisó este tema y le pidió a su equipo de asesores la conformación de una mesa de trabajo para revisar los cambios que se pretenden hacer al reglamento de la Ley 20.000 -que sanciona el tráfico de sustancias ilícitas- y que permitiría a la cannabis sativa dejar de estar en la misma clasificación que las drogas duras, como la cocaína. Una medida que Bachelet se comprometió a analizar en su programa de Gobierno y que tiene como misión revertir la decisión que la propia mandataria tomó durante su primer mandato.

Uso compasivo

El “Programa de uso Compasivo del Cannabis” nació de las conversaciones de Ana María Gazmuri, directamente con el alcalde Rodolfo Carter, a quien explicó los beneficios de cultivar marihuana con fines terapéuticos. De esta forma nació la colaboración público-privada entre la Fundación Daya y el municipio.

El 23 de mayo pasado, la fundación ingresó el permiso al SAG para el cultivo, para el que la municipalidad dispondrá de un terreno de 500 metros cuadrados que estará perimetrada, con cámaras de seguridad y vigilancia constante.

El domingo, el alcalde floridano realizó el acto simbólico al interior de la Corporación Municipal de la Florida (ubicado en Serafín Zamora 6600), pero tanto miembros de la Fundación Daya como el mismo alcalde niegan que éste sea el lugar donde estará el cultivo, por motivos de seguridad.

En el terreno se sembrarán -de concretarse la autorización del SAG- las semillas, para cosechar en abril de 2015 y luego comenzar a procesar el aceite o resina, extracto natural de cannabis medicinal en el que se concentran los componentes con utilidad terapéutica de la planta. Para éste se utilizan variedades específicas de la planta desarrolladas para el uso terapéutico.

El proyecto está planteado conforme al marco legal vigente, según la Ley 20.000, tomando en cuenta que en Chile es legal el uso terapéutico de cannabis, con autorización de las instituciones involucradas, y contempla capacitación de los profesionales del servicio de salud de la comuna para el uso del aceite de cannabis medicinal como tratamiento paliativo para el alivio del dolor.

A ello se suma un seguimiento científico de la implementación, en colaboración con la Universidad de Valparaíso y la Farmacopea Chilena, además de la Fundación Arturo López Pérez (FALP) quien se comprometió a analizar, comentar y apoyar el diseño metodológico del estudio clínico, según explicó Gazmuri.

A pesar de lo señalado por Carter, el director regional del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Óscar Concha (PPD), reconoció un contacto permanente con la Fundación Daya e indicó que las solicitudes para realizar los cultivos son sólo a partir del 23 de septiembre y hasta el 10 de octubre.

“Con Fundación Daya hemos estado en permanente contacto y ellos saben los niveles de avance que esta tramitación ha tenido hasta la fecha. Por lo tanto, aquí no hay silencio administrativo, no hay nada oculto”, dijo Concha, agregando que “la carta que yo tengo pidiéndome la solicitud de esto es de Fundación Daya, firmada por Ana María Gazmuri. Que la Fundación Daya tenga un convenio con el municipio por un lugar para hacer el cultivo es otra cosa”.

Por esa razón, la fundación señaló ayer que jamás iniciarían un cultivo sin la venia de la institucionalidad y que la semilla de supuesta cannabis que Carter plantó el domingo pasado no pertenece a su internación, la que recién se pediría a Holanda una vez que exista la autorización.

Debate dividido

Al interior del gobierno aseguran que no se trata de un tema que se tenga contemplado resolver para este año, pero sí aseguran que la decisión del SAG se sumaría al cambio de lista de la marihuana. Para en el 2015 abordar el resto de los temas contemplados.

Esto último debido a los análisis que se han escuchado respecto a este tema, pues se da por hecho que podría ocurrir algo similar a lo que ha pasado en Educación o en la Reforma Tributaria. Se trataba de iniciativas, sobre todo la reforma a la Educación, que contaban con amplias mayorías en las encuestas, pero que una vez que salieron del debate público y entraron al político, las tendencias cambiaron.

No sólo, según fuentes de Gobierno, por la maquinaria de los medios afines a la derecha para generar opinión sino también porque en la propia Nueva Mayoría no existe una sola postura en las reformas estructurales de Bachelet y en otros temas como la legalización de la marihuana o el aborto.

“Mientras la derecha podría decir que la marihuana es la puerta de entrada a las drogas más duras, en la NM de seguro la marihuana o el aborto tendrán más de tres lecturas. Por tanto, el debate público lo enfrentamos de manera dividida”, opina un inquilino de Palacio.

De esta forma, se cree, que el tema pasará si o si a segundo plano mientras no estén aseguradas las reformas de más peso que desea Bachelet para su legado. Y mientras no exista la necesidad de dejar arrinconada a la derecha en temas valóricos donde se sabe bien cómo están dispuestos a enfrentarlos. Con algunas excepciones, como Amplitud que podrían marcar una diferencia.

Actualmente, el Gobierno tiene dos mesas de trabajo paralelas para revisar este, na de Salud y otro de Seguridad. En esta última está presente el ministerio del Interior, Senda, el Ministerio Público, PDI, Carabineros, Aduanas y Directemar.

En la de Salud, en tanto, participa Ana María Gazmuri, representando a la Fundación Daya, la Sociedad Psiquiátrica, Fundación Esperanza, la Sociedad Neurología, Colegio Médico y Movimental.

Al cierre de esta edición, tanto el municipio como la fundación acordaron seguir trabajando juntos, aunque señalaron no recibir todavía la autorización formal para iniciar el cultivo.