Carlos Alberto Délano

El Servicio de Impuestos Internos denunció esta mañana por delito tributario a los dueños del grupo Penta, Carlos Alberto “Choclo” Délano y Carlos Eugenio Lavín por “el perjuicio fiscal producto de las irregularidades detectadas se calcula inicialmente en más de $400 millones, por hechos cometidos entre los años tributarios 2009 y 2014.

La presentación fue hecha en la Fiscalía Oriente, donde se lleva una indagatoria a cargo del Fiscal Carlos Gajardo.

El SII descubrió que tanto Délano como Lavín usaban de manera indebida “boletas de honorarios falsas de sus cónyuges para disminuir la base imponible del impuesto a la renta de la sociedad de inversiones Penta III Limitada, de la que son sus representantes”.

El libelo está también dirigido contra Marcos Castro Sanguinetti y Samuel Irarrázaval Larraín, a su vez representantes legales de Inversiones Penta III e Inmobiliaria Los Estancieros.

De esta manera, se denunció también a Hugo Bravo López, ex director de Penta por el mismo delito en las sociedades Challico, y Santa Sarella.

La presentación también incluye a las esposas de Délano y Lavín. A ambas se les imputa “facilitar el delito” entregando boletas falsas ingresadas a Penta III y Los Estancieros.

Hay que recordar que esta denuncia está presentada en una arista que el fiscal separó del llamado “Caso FUT”.

En esta cuerda separada el fiscal indaga no solo los delitos impositivos sino también lavado de dinero cohecho y soborno. Estos últimos delitos, aún no le han sido imputados a Lavín y a Délano.

Lo que ahora está probado, es que para realizar estas operaciones se contó con la ayuda de un el funcionario del SII Iván Álvarez, quien de hecho iba a cobrar sus “honorarios” a la oficina central de Penta.

Luego de esta denuncia el fiscal Gajardo prepara la formalización en contra de todos los que aparecen en esta querella.