carneA1

Una mala noticia para el bolsillo en medio del clima de desaceleración.

La inflación se elevó por las nubes en septiembre, empujada por la carne que se consumió el 18, el copete y el alza en el transporte.

Según los datos que entregó esta mañana el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), el IPC del noveno mes del año alcanzó un 0,8%, por sobre las expectativas del mercado que apuntaba a un 0,7%.

Con la cifra de septiembre, la inflación acumula un alza de 4,0% en lo que va del año y una variación de 4,9% en doce meses.

Según detalla el informe del INE, en septiembre, diez de las doce divisiones que conforman la canasta del IPC consignaron incidencias positivas. Entre las divisiones que registraron alzas destacaron alimentos y bebidas no alcohólicas (2,1%), transporte (1,9%) y restaurantes y hoteles (1,0%).

El mal dato del IPC se enmarca dentro del freno que experimenta la economía desde mediados del año pasado.

Ayer, tanto el Fondo Monetario Internacional (FMI) como el gobierno, recortaron fuertemente la proyección de crecimiento para este año.

El organismo con sede en Washington bajó de 3,2% a 2,0% la estimación, mientras que la cifra del Ejecutivo anduvo cerca, con un recorte de 3,2% a 2,1%.

De todos modos, se espera que la actividad retome dinamismo durante la última parte del año.

Con este fuerte incremento en los precios cabe esperar la reacción del mercado y del Banco Central, que viene recortando la tasa de interés para fomentar el gasto interno.