van buren A1

Una enfermera que se encontraba realizando un reemplazo en el área de Atención Pediátrica del hospital Carlos Van Buren fue acusada de ponerle un parche en la boca a un bebé de tres meses, con el objetivo de que el bebé dejara de llorar.

Según consigna SoyValparaíso, se trata de la funcionaria Tamara Zamorano Vásquez, quien al ser descubierta la situación señaló que lo hizo para sujetarle el chupete a la guagua.

De todos modos, la mujer renunció al trabajo durante la jornada de ayer.

Por su parte, el hospital anunció que iniciará un sumario para determinar eventuales responsabilidades. Se espera que se refieran al caso durante el día.