colegio-A1

Estudiando acciones legales e incluso barajando la idea de reclamar inconstitucionalidad ante la reforma que elimina el copago, el lucro y la selección del sistema escolar se encuentran las organizaciones que agrupan a sostenedores de colegios particulares subvencionados.

Así lo relatan hoy en El Mercurio dirigentes de la Conacep (Colegios Particulares de Chile) y Fide -organización que agrupa a más de 800 colegios-, quienes señalan que ante los convenios para la ampliación de infraestructura, debido a la Jornada Escolar Completa, podrían ir a tribunales.

“Varios nos han planteado que el Estado tiene que cumplir su parte, y si producto de la nueva ley esto cambia, es evidente que se va a ir a tribunales y va a ser una judicialización caso a caso”, dice el presidente de la Conacep, Hernán Herrera.

Estos convenios establecen que se debe mantener el servicio educacional por 30 años, lo que está en riesgo sin la indicación a la ley que permita arriendos de los establecimientos y con la regulación actual sobre compra de inmuebles.

Por su parte, Guido Crino, vicepresidente de la Fide, dice que ya han detectado posible inconstitucionalidad en partes del proyecto, principalmente por atentar contra la libertad de enseñanza.

“Yo creo que se vienen varias etapas formales para ver si el proyecto cumple con todas las condiciones, y el Tribunal Constitucional tendrá que pronunciarse”, señala Crino, quien agrega que estos puntos serán planteados en la Comisión de Educación del Senado.