cerebro

bbcmundologo

Las autoridades de la Universidad de Texas, Austin, informaron que no han podido dar con el paradero de 100 cerebros que desaparecieron de su colección. El profesor Tim Schallert indicó que los cerebros se encontraban conservados en frascos en un sótano.

Añadió que entre los especímenes desaparecidos estaría el del asesino Charles Whitman, quien mató a 16 personas en 1966. Se sospecha que unos bromistas serían los responsables.

El personal universitario mostró su desilusión por lo ocurrido, anunciando una pronta investigación. “Creemos que alguien puede haberse llevado los cerebros, pero no estamos seguros”, señaló al diario Austin American-Statesman. Stateman Schallert, quien es profesor de psicología y uno de los curadores de la colección.

Hipótesis encontradas

Los cerebros forman parte de un lote de órganos que fueron enviados hace casi 30 años a la universidad por el Hospital del Estado de Austin para su preservación. El acuerdo con el hospital requería que se eliminara cualquier información que identificara a la persona a la que pertenecía orignalmente el órgano. Aún no se sabe con exactitud cuando desaparecieron.

“Es muy posible que corriese la voz entre los estudiantes universitarios y empezaran a llevárselos a las habitaciones o para hacer bromas durante la fiesta de Halloween”, dijo Lawrence Cormack otro de los curadores de la colección. Este miércoles el diario Los Angeles Times señaló que los cerebros habían sido localizados en la Universidad de Texas, en San Antonio.

Al ser consultado por la BBC, Schallert indicó que aún no estaba claro si los órganos habían sido enviados a otra institución universitaria de Texas..