Desigualdad OCDE A1

Una serie de información relacionada a la percepción de desigualdad, pobreza y éxito económico vino en la encuesta del Centro de Estudios Públicos (CEP) de este miércoles 3 de diciembre.

Además de las evaluaciones políticas, que generaron una serie de reacciones en el Gobierno, el oficialismo y la oposición, la medición arrojó diversos datos sobre temas.

Ante la pregunta sobre los tres problemas a los que debería dedicar el mayor esfuerzo en solucionar el Gobierno, las personas encuestadas señalaron que Educación, Seguridad (Delincuencia, asaltos, robos) y Salud son las tres prioridades.

El primero de ellos tuvo un salto de 7 puntos porcentuales con respecto a la encuesta de julio de 2014 (de 43% a 50%). El ítem sobre seguridad también tuvo un salto de 5 puntos porcentuales, subiendo de 43% a 48% con respecto a la medición pasada.

Salud, en tanto, bajó su valoración después de ubicarse en el primer lugar en la medición anterior con 51%. Esta vez los encuestados la prefirieron con 45%, bajando 6 puntos porcentuales con respecto a julio.

Sobre la situación económica del país, la muestra informó que un 52% no la encuentra ni buena ni mala, un 32% la califica como mala o muy mala y sólo un 16% la califica buena. Éste último segmento bajó 8 puntos respecto a julio, mientras la opción mala o muy mala subió esa misma cantidad de puntos (de 24% a 32%).

De la misma forma, aumentó el porcentaje de personas que piensa que en los próximos 12 meses la situación económica no mejorará, de 11% a 19%, aunque sigue siendo una gran mayoría (58%) de personas las que cree que no cambiará. En tanto, un 21% de los encuestados creen que podría mejorar.

Además, las personas que creen que Chile está en decadencia subió de 6% a 16%, las que creen que está estancado casi no se movió de 50% a 51%, y las que creen que está progresando bajó de 42% a 31%.

Sobre la percepción social, la mayoría de los encuestados señalaron que en cuando a los ítems Vida Familiar, Situación Laboral y Nivel de Ingresos de su Hogar están en mejores condiciones que sus padres. Con 49% se ubicaron en esos ítems de Posición Social y Salud.

Asímismo, las personas señalaron que el futuro se ve mejor para sus hijos. El ítem de Posición Social se ubicó con 71%, Salud un 72%, Vida Familiar 70%, Situación Laboral 75% y Nivel de Ingresos de su Hogar con 76%.

Sobre pobreza, las personas encuestadas señalaron que las causas más frecuentes que hacen que las personas sean pobres son la “falta de educación” (que bajó de 49% a 52%), “la flojera y la falta de iniciativa” (que también bajó de 47% a 43%) y en tercer lugar “los vicios y el alcoholismo” (que subió de 27% a 29%).

Como contraparte, los encuestados señalaron que las cosas más importante para el éxito económico de las personas son el “nivel educacional alcanzado” (que subió de 44% a 47%), el “trabajo responsable” (que bajó fuertemente de 48% a 35%) y la “iniciativa personal” (que bajó de 36% a 33%). Destaca también el alza al ítem “contactos y pitutos” (que subió de 18% a 21%) y la “situación económica de los padres”, que subió de 12% a 19%. También bajó la opción “la fe en Dios” de 11% a 7%.

Sobre desigualdad, un 57% de las personas dice que bajo ninguna circunstancia se pueden aceptar altas desigualdades de ingresos versus un 35% que dicen que sí se puede aceptar, si al mismo tiempo todos los hogares mejoran su nivel de vida.

Además, un 42% dice que la desigualdad en Chile en los últimos años ha aumentado, un 40% dice que se ha mantenido y un 15% dice que ha disminuido.

Sobre las razones que explican esta situación, figuran en los primeros lugares las opciones “mala calidad de la educación” con 32%, “malas prácticas económicas con 29%, “abusos del sector privado” con 25%, “pocas oportunidades de trabajo” con 23% y “pocas oportunidades de acceso a la educación superior” con 20%. Lo siguen la discriminación, contactos y pitutos, corrupción, flojera y falta de esfuerzo, mala capacitación para el trabajo y baja sindicalización.

Junto a eso, un 90% de los encuestados dice que el Estado debe apoyar a las personas en situación de pobreza a través de programas que mejores sus capacidades (como educación o capacitación) y un 7% dice que a través de transferencias de dinero (bonos).

Eso sí, también las personas encuestadas se inclinaron mayoritariamente porque los ingresos deben premiar el esfuerzo individual aunque se produzcan importantes diferencias de ingresos, con un 50%, y señalaron también que la principal responsabilidad por el sustento económico de las personas está en las personas mismas, con un 53%.

Finalmente, la encuesta reveló que las cinco prioridades del país para la próxima década es mayor igualdad de oportunidades entre las personas (32%), menos pobreza (17%), más orden y seguridad de las personas (14%), alto crecimiento económico (13%), mejores barrios y ciudades (7%).