Secciones

The Clinic Newsletters

Más en The Clinic

The Clinic Newsletters
cerrar
Cerrar publicidad
Cerrar publicidad

Mundo

13 de diciembre de 2014

Juzgado rechaza prisión preventiva para activistas de Greenpeace por supuesto daño a las Líneas de Nazca

El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Nazca rechazó el pedido de prisión preventiva e impedimento de salida del país contra varios activistas de la organización internacional Greenpeace, que presuntamente dañaron las Líneas de Nazca, al sur de Perú, según declaraciones de la fiscal a cargo publicadas hoy. La fiscal de Nazca, Velia Begazo, declaró, […]

Por

nazca EFE

El Primer Juzgado de Investigación Preparatoria de Nazca rechazó el pedido de prisión preventiva e impedimento de salida del país contra varios activistas de la organización internacional Greenpeace, que presuntamente dañaron las Líneas de Nazca, al sur de Perú, según declaraciones de la fiscal a cargo publicadas hoy.

La fiscal de Nazca, Velia Begazo, declaró, al diario El Comercio y a RPP Noticias, estar consternada por la decisión de la titular del Primer Juzgado Penal Corporativo de Nazca, Patricia Bejarano, que argumentó que no podía dictar prisión porque «no hay un domicilio al cual notificar», dado que los activistas eran extranjeros de paso por Perú.

La magistrada rechazó el pedido de impedimento de salida del país del colombiano Reuters Herbert, de 37 años, la alemana Iris Wiedmann, de 32 años, y del argentino Mauro Nicolás Fernández, de 34 años, precisó El Comercio.

De acuerdo a la denuncia fiscal, estas tres personas y nueve más que aún no han sido identificadas ingresaron el pasado lunes, por la madrugada, a la pampa en la que están dibujadas en el terreno los enormes geoglifos conocidos como las Líneas de Nazca para colocar un mensaje a propósito de la cumbre climática de Lima (COP20).

La fiscal dijo haber entregado a la jueza las cuentas de Twitter de los activistas de Greenpeace, pero que Bejarano respondió que la red social no es un domicilio real. La ministra peruana de Cultura, Diana Álvarez-Calderón, pidió al Poder Judicial «compromiso con el patrimonio nacional», en declaraciones ofrecidas ayer a RPP Noticias.

«Yo dudo que la jueza no haya sabido de este caso y han tenido tiempo para notificar a los implicados», declaró la ministra. Álvarez-Calderón envió una carta a la representante de la Unesco en Perú, Magaly Robalino, en la que expuso los daños causados en esa zona intangible de la costa sur de Perú, según informó ayer su despacho.

Además de expresar su «profunda preocupación personal e institucional» por este suceso, la ministra informó que el grupo de Greenpeace ingresó «al sitio arqueológico sin autorización, aprovechando la oscuridad de la noche y caminando sin los implementos de protección necesarios, hasta llegar al geoglifo conocido mundialmente como el Colibrí». En ese lugar «se instaló un lienzo de tela con un mensaje en inglés cuya traducción al español decía: «Tiempo para el cambio, el futuro es renovable: Greenpeace», detalló.

Añadió que estas actividades «fueron documentadas por la ONG a través de fotografías en terreno y aéreas (drone), vídeos de los preparativos de la instalación, así como tomas fotográficas aéreas (sobrevuelo) realizadas a primeras horas del día; las mismas que fueron difundidas en las redes sociales». La ministra reportó a la Unesco que el Ministerio de Cultura, la Fiscalía y la Policía Nacional inspeccionaron la zona y confirmaron «los graves daños causados al entorno del Geoglifo el Colibrí en un área de 1.600» metros cuadrados.

Precisó que en el lugar quedó «marcada de manera irreparable la ruta que siguieron para acceder al geoglifo, agregándose a ello, la disturbación del terreno del entorno de la figura del Colibrí por efecto del movimiento y circulación de personas para efectuar los hechos antes indicados». La ola de críticas que ha recibido la organización ambientalista por esta acción, llevó al director de Greenpeace, el sudafricano Kumi Naidoo, a viajar el jueves hasta Lima, donde dijo que la organización internacional hará «todo lo necesario para subsanar el problema» ocasionado en Nazca.

«Haremos todo lo necesario para subsanar el problema», agregó el directivo tras señalar que buscará reunirse con las autoridades peruanas. Sin embargo, hasta el momento, no ha sido confirmada una reunión entre el directivo y las autoridades peruanas.

Notas relacionadas