Critican autorización de “visita conyugal” a pareja imputada por bombazo en Escuela Militar

Juan Flores y Nataly Casanova se integraron al programa de encuentros íntimos de la cárcel Santiago I, luego de que un Tribunal lo concediera. El abogado querellante rechaza que acusados por delito terrorista se puedan reunir en privado al interior de un penal.

flores casanova A1

Rechazo en la parte acusatoria causó una decisión del 15º Juzgado de Garantía sobre los imputados por colocación de explosivos con carácter terrorista, Juan Flores y su pareja Nataly Casanova, a quienes en una audiencia realizada a comienzos de noviembre se les concedió una visita conyugal en el venusterio de la cárcel Santiago I.

“Me parece que la decisión no es acorde con lo que deben ser los regímenes internos de las cárceles. El hecho de que dos personas investigadas por delitos de corte terrorista puedan tener estos encuentros, me parece insólito”, dijo a La Segunda el abogado querellante Carlos Fairlie.

“Hay personas que llevan 15 años privadas de libertad y no pueden tener este tipo de encuentros. Me parece una contradicción que imputados que están hace 3 meses por delitos mucho más grave, puedan reunirse”, agregó.

Según un oficio de Gendarmería, luego de la autorización del Tribunal ambos imputados se sometieron “a un programa de postulación, en donde los internos se encuentran en espera de su incorporación una vez que sus antecedentes sean evaluados”.

Los requisitos para ser aceptados, son “acreditación de vínculo, permanencia en la unidad y observación de buen comportamiento intrapenitenciario”.

Casi un mes después de la decisión, el 2 de diciembre, el alcaide de la unidad informó a la jueza Mónica Vergara que Flores y Casanova se integraron al programa de visitas íntimas, y que el encuentro se consumó “dando cumplimiento a su autorización”.

The Clinic Newsletter
Comentarios