robo del siglo A1

Alexis “El Chico” Niñoles Rivas, sindicado como el líder de la banda que robó $6 mil millones en el aeropuerto de Santiago, pasó sus últimas semanas en libertad perseguido por todos lados, tanto por parte de la policía, -que tenía una orden de detención desde el 30 de diciembre-, como por su propio entorno delictivo: sabiendo que eventualmente era el protagonista del golpe, “colegas” buscaban sacarle a toda costa una “tajada” del millonario robo.

De hecho, al momento de ser detenido iba comprar “al chichín” un departamento en La Florida, con el objetivo de tener otro logar donde esconderse. “Ya no podía dormir”, relató una fuente policial a El Mercurio. “Se quedaba en hoteles, no pasaba más de un día en cada domicilio porque, si no eran los policías, eran los mismos delincuentes los que lo iban a pillar”, agregó.

Ya desde las semanas posteriores al atraco, Niñoles habría comenzado a gastar parte del botín, y por lo tanto a llamar la atención de sus pares. Tanto se abrió el apetito de delincuentes con el supuesto protagonista del “robo del siglo”, que incluso lo amenazaron con secuestrar a alguno de sus hijos, asegura el matutino.

“Tenía un buen estándar de vida, por lo que gastaba mucho”, indicaron quienes investigan el caso. De hecho, el detenido compró en este tiempo una casa de $90 millones y una camioneta de lujo BMW, entre otros bienes. Además visitaba asiduamente una discoteca de La Florida, en la que habría hecho notar que manejaba efectivo al por mayor.