portada Charlie Hebdo

El dibujante Renald Luzier, alias Luz, autor de la última portada de Charlie Hebdo, donde aparece Mahoma llorando con un cartelito que dice “Yo soy Charlie”, manifestó que la portada que hicieron “no es la que el mundo quería, es la que nosotros queríamos”.

Cabe destacar que Luz se zafó de la masacre porque llegó tarde para la reunión de pauta que tenían ese día.

El dibujante, se refirió a las críticas que han recibido por el dibujo desde diversas personas ligadas al mundo islámico. “Ese Mahoma es sólo un personaje de un cómic. Él existe sólo cuando yo lo dibujo” y añadió que el problema con los terroristas es que “no tienen sentido del humor, ni sentido de la ironía”, según informa The Independent.

El caricaturista agregó que “nuestro Mahoma es mucho más adorable que los terroristas”. También reveló que dibujó “un Mahoma que llora, lloré yo también”, por los nueve compañeros de trabajo que fallecieron en el atentado a las dependencias de la revista.

Pero la portada despertó críticas por parte de algunos personeros de la religión musulmana, e incluso, del Estado Islámico, califato basado principalmente en Libia e Iraq. La organización Dar al Ifta, que representa a los musulmanes en Egipto, dijo que la portada era una “provocación”.

En tanto, el Estado Islámico, manifestó que el número de Charlie Hebdo, con numerosas viñetas aludiendo a Mahoma, es “un acto extremadamente estúpido”

La tirada de 3 millones de copias que salió a la venta este miércoles se agotó rápidamente por lo que desde las imprentas ya anunciaron una nueva impresión de 5 millones de ejemplares.