Desigualdad OCDE A1

De cada dos trabajadores chilenos, uno gana menos de 300 mil pesos.

Es el dato duro y triste de la desigualdad que azota Chile, de acuerdo a un estudio elaborado por los economistas de la Fundación Sol, Marco Kremerman y Gonzalo Durán.

El informe, que da cuenta de que un 53% recibe un ingreso menor al mencionado, fue realizado con los datos entregados por la Nueva Encuesta Suplementaria de Ingresos (NESI) 2013, sondeo que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Los expertos advirtieron además en su investigación “un considerable atraso salarial” y un “bajo valor del trabajo”.

Esta cifra revela la realidad desigualdad de Chile al considerar que el ingreso nacional per cápita llega los 24 mil dólares anuales, según el FMI. Esto quiere decir que -según eso- cada chileno ganaría 1,2 millones de pesos mensuales; es decir, cuatro veces lo que en realidad gana la mitad de la población.

O sea que de eso se infiere que hay personas que ganan muchísimo más que esos 24 mil dólares anuales para que el promedio nacional llegue a esa cifra.

El estudio arroja además que el 70% de los trabajadores obtiene 426 mil pesos mensuales líquidos, mientras que apenas el 15,9% gana más de 652 mil pesos.

En ese línea, se determinó además que el 10% de la población gana más de 852 mil pesos líquidos, lo que aún no llega al supuesto ingreso per cápita.

El sábado pasado, la ministra de Desarrollo Social, Fernanda Villegas presentó la Encuesta de Caracterización
Socioeconómica Nacional (Casen) 2013, donde señaló que Chile es un país menos pobre, aún cuando el “cáncer” social que representante la desigualdad no se reduce, lo que queda plasmado en el estudio presentado hoy.

Hoy, están bajo la línea de pobreza extrema las personas que tienen ingresos inferiores a 91.724 pesos, mientras que los pobres son los que ganan menos de 136 mil pesos,.