harrison YT

La fotógrafa Pattie Boyd, musa y primera esposa de George Harrison y Eric Clapton, muestra en una exposición en San Francisco imágenes íntimas, algunas de ellas inéditas, de la vida de las dos leyendas del rock de quienes guarda, dijo, “inolvidables” recuerdos.

“George fue mi primer amor. Tenía solo 20 años cuando lo conocí y con él recorrí el mundo. Tuvimos muchas primeras experiencias juntos y eso nunca se olvida”, dijo Boyd a Efe sobre su primer marido, el músico de The Beatles ya fallecido.

La exposición fotográfica en la galería de arte San Francisco Art Exchange recoge algunas de esas primeras experiencias, como el viaje de Boyd con Harrison y el resto de integrantes de The Beatles a la India para explorar técnicas de meditación trascendental con el gurú y yogui Maharishi.

En una de esas imágenes, Harrison muestra a Maharishi una fotografía del gurú indio hecha con una cámara Polaroid.

En otra fotografía se ve a Harrison tendido en la cama con los brazos cruzados tras la cabeza.

“Hice esa foto de George una mañana. Me pareció que la luz en su cara era preciosa. Creo que fue la última vez que lo vi tan tranquilo”, explicó Boyd.

John Lennon aparece también en un retrato con Maharishi, a quien el cantante dedicó la canción “Sexy Sadie”, una crítica al gurú por su aparente intento de mantener relaciones sexuales con la actriz Mia Farrow.

“Me fui (de India) con mal sabor de boca”, diría posteriormente de aquel viaje Lennon, quien aseguró haber compuesto el tema cuando ya tenía las maletas listas y estaba a punto de partir.

La muestra inmortaliza otros momentos, como el autorretrato de la joven Boyd con Harrison y el jardín de rosas rojas en su casa del sur de Londres a sus espaldas o la primera gira de Clapton y su banda por Estados Unidos.

Boyd, que inspiró canciones como “Something” de The Beatles o “Layla” y “Wonderful Tonight” de Clapton mira a ese pasado “con amor”, aunque no faltaron los momentos difíciles, como las infidelidades de sus dos maridos y los excesos de ambos con las drogas y el alcohol.

“Las drogas pueden parecer divertidas cuando uno es joven pero cuando uno se vuelve adicto dejan de ser divertidas”, aseguró la fotógrafa, quien, según Clapton, también tomó copete en exceso durante su matrimonio.

Boyd niega de todos modos haber tenido en ningún momento adicción al alcohol: “Mi personalidad no es la de una persona adicta”, se limita a decir.

La fotógrafa dejó a Harrison en 1974 para casarse con Clapton, una relación que describe como “muy intensa, apasionada y obsesiva”.

“Creo que en su momento estuvimos enamorados pero no sé, a lo mejor fue solo una obsesión”, afirma Boyd de su segundo marido, de quien dice haber aprendido mucho sobre música.

“El mejor recuerdo que guardo de Eric es todo lo que me enseñó sobre música. Me enseñó a apreciar la música blues y en general mucha otra música increíble. Fue una gran experiencia”, afirmó.

“Si tuviera que elegir el mejor recuerdo de George, diría que fue su gran entendimiento del amor, de la vida y la meditación”, añade.

Nacida en 1944, Boyd pasó los primeros años de su infancia en Kenia rodeada de leones y jirafas, se educó en colegios privados británicos y empezó a trabajar como modelo a los 18 años.

La fotógrafa conoció a Harrison durante el rodaje de la película “A Hard Day’s Night” en la que su contribución fue una sola frase.

Una de las primeras cosas que le dijo el músico fue “¿te casarías conmigo o, si no te casas conmigo, cenarías conmigo?”.

La pareja contrajo matrimonio dos años más tarde. La relación acabó en 1974, tras un año difícil en el que Harrison sucumbió al el alcohol y la coca.

“George abusaba demasiado de la cocaína y eso lo cambió (…) Congeló sus emociones y su corazón”, explica la fotógrafa en su autobiografía “Wonderful Tonight” publicada en el 2007.

“Si tuviera que volver a empezar no sé si cambiaría algo. Mis decisiones en la vida llevaron a determinadas experiencias que no habría tenido si hubiese optado por otro camino y creo que esas experiencias son inestimables”, concluye.