d´élano

Con casi 45 minutos de retraso comenzó la primera audiencia de formalización del Caso Penta, que se extendió por un poco más de cinco horas, y en donde la Fiscalía pidió prisión preventiva para los dueños del holding Carlos Alberto Délano y Carlos Eugenio Lavín.

A las nueve de la mañana en punto las partes ya estaban apostadas en la sala del Octavo Juzgado de Garantía para el inicio de la jornada y ante el retraso del juez Juan Manuel Escobar comenzó a rondar el nerviosismo, que se podía apreciar cuando algunos abogados comenzaban a mirar el reloj.

A eso de las 9:30 de la mañana el magistrado se hizo presente en la sala, y luego de beber un vaso de agua y echar una mirada al lugar, dio inicio a la sesión, que tuvo una demora de unos 15 minutos después de que la defensa de Délano y Lavín se refiriera a una antecedentes enviado por Gajardo que -según ellos- no conocían y a una querella de Ciudadano Inteligente de la que no tenían noción.

Luego de que se zanjara esa situación, partió la exposición del Fiscal Nacional, Sabas Chahuán, quien detalló con sólidos argumentos las razones del Ministerio Público para formular cargos a los 10 imputados.

Se refirió a los delitos cometidos entre 2008 y 2014 con la complicidad del ex SII Iván Álvarez, quien infringió diversos deberes funcionarios en su rol de fiscalizador para convertirse “en un empleado más de las empresas Penta”, dijo Chahuán.

El Fiscal Nacional, que la semana pasada anunció que pasaba a encabezar el caso en una inédita movida, se explayó largamente sobre los delitos en que incurrió el ex subsecretario de Piñera, Pablo Wagner, quien en su condición de autoridad recibió pagos del grupo e hizo favores como anunciar “Nubarrones” para las isapres, participar de una reunión en el proyecto Dominga y hacer lobby para tratar de meter a Carlos Eugenio Lavín en el directorio de Codelco.

Chahuán también mencionó las 59 boletas truchas que entregó la cuñada de Pablo Wagner, María Carolina de la Cerda y dijo del ex subsecretario que “ideó un sistema para lavar o blanquear fondos”.

De igual manera, el Fiscal Nacional se refirió al rol que ocupó en la trama el fallecido martillero Jorge Valvidia, además de los delitos cometidos por Hugo Bravo, Marcos Castro e Iván Álvarez.

Asimismo, el jefe de la Fiscalía, habló del método que Penta empleó entre 2009 y 2014 para evadir el pago de impuestos. Aquí explicó el funcionamiento de los forwards y otros métodos como boletas de terceros por asesorías nunca hechas. Ahí saltó el caso de las cónyuges de Délano y Lavín.

Respecto de los forwards, explicó como se contabilizaban pérdidas ficticias para bajar la carga tributaria y ocupar platas negras para pagar bonos de ejecutivos.

Una montonera de boletas y facturas falsas que ocupó Penta en esa maquinaria describió y enumeró Chahuán en esa parte de la audiencia.

El momento de Gajardo

Posteriormente vino una alto de un poco más de una hora y luego se retomó la jornada. Este fue el momento en que comenzó a intervenir el fiscal Carlos Gajardo, quien estuvo por un semana casi relegado en el caso antes de que Chahuán lo volviera a poner en primera línea.

“Tuvimos la precaución que cada una de las diligencias fueron realizadas con los abogados de los imputados presentes. Los imputados sabían que se encontraban en situación de imputados”, indicó el fiscal Gajardo al dar inició a su argumentación.

Gajardo fue quien, a nombre de la Fiscalía, solicitó la prisión preventiva para los dueños de Penta y el ex fiscalizador del Servicio de Impuestos Internos, Iván Álvarez.

“Iván Álvarez tenía doble militancia: trabajaba para el SII, atendía público, fiscalizaba y al mismo tiempo trabajaba para Penta. ¿Cómo supimos esto? Porque tuvimos acceso a correos electrónicos entre Hugo Bravo y Jorge Valdivia”, señaló Gajardo.

El fiscal de Alta Complejidad también expuso los correos que vincularon a Álvarez con Penta a través de Marcos Castro. En estos se detallaba el traspaso de contraseñas de diversos contribuyentes de empresas de Penta, entre ellos, los dueños.

“Estos fraudes jamás fueron identificados por el SII, y ¿por qué? Porque las personas que debían fiscalizar estaban al servicio del grupo Penta”, sostuvo el fiscal.

En el marco de la trama para rebajar la carga tributaria, Gajardo también se refirió a las boletas que emitieron las cónyuges de los dueños de Penta por servicios que nunca prestaron.

“Los dineros eran depositados directamente en las cuentas corrientes de Délano y Lavín (…) Son aproximadamente 70 boletas que cada una de ellas extendió a Sociedad Inmobiliaria Los Estancieros, por servicios que nunca prestaron a Penta”, dijo.

Después de tirar ese dato sobre la mesa, Gajardo, a modo de quizá disfrutar el momento que tal vez imaginó mientras investigaba el caso, hizo una pausa, bebió un sorbo de agua y aseguró que hubo un “uso grosero de boletas por parte de familiares, lo que es denunciado al SII”.

Salen al ruedo los políticos

Tal vez como un gesto a Gajardo por la tensa semana que vivió cuando lo habían pasado a segundo plano, Chahuán en su intervención de la mañana no hizo mención a la arista política, la que sí abordó en profundidad el fiscal de Alta Complejidad.

Gajardo contó que “el primer correo que identificamos en orden cronológico es el del diputado Felipe de Mussy”.

Después se refirió a los aportes a Pablo Zalaquett, Iván Moreira, Laurence Golborne, Alberto Cardemil y Andrés Velasco.

También mencionó a Jovino Novoa, quien pidió plata para la campaña de Ena von Baer.

Después de hacer alusión a la llamadaa arista política, donde sacó risas al comentar el “raspado de olla” de Moreira, Gajardo comenzó a explicar -algo que ya había mencionado Chahuán, la trama de los contratos forwards, argumentó que finalizó con contundentes metáforas.

“Es una operación ficticia donde se pacta un valor del dólar ficticio a futuro”, explicó el fiscal, quien agregó que la fiscalía tiene en carpeta contratos forward por más de 3 mil millones de pesos de fraude”.

Para Gajardo, los argumentos eran suficientes para pedir la prisión preventiva para quienes pueden ser un peligro para la sociedad.

“Hay una conducta realmente grave de los controladores de Penta”, subrayó Gajardo, quien aseguró que hay “una cultura de la evasión en este grupo económico (…) Penta se ha constituido en una máquina para defraudar al fisco”.

Además de la prisión preventiva para los Carlos y el ex SII, Gajardo pidió arresto domiciliario y arraigo nacional para el ex gerente Hugo Bravo y el contador Marcos Castro.

Por su parte, el fiscal Emiliano Arias explicó que se acordó pedir firma semanal y arraigo nacional en contra del ex senador UDI Carlos Bombal y Samuel Irrarrázaval, representante legal de Penta III.

Además, solicitó el arresto domiciliario total para Manuel Antonio Tocornal.

para este jueves, en jornada que también parte a las 09:00 horas, el fiscal Pablo Norambuena pedirá las medidas cautelares correspondientes para el ex subsecretario Pablo Wagner y el funcionario del SII Juan Martínez.