BOFILL

El abogado Jorge Bofill, quien patrocina a tres imputados en el llamado caso Penta, aseguró que la alusión en la formalización al forward entre la empresa Bancorp, propiedad de Sebastián Pñera, fue innecesarua.

Bofill, abogado de Samuel Irarrázaval, Manuel Antonio Tocornal y Carlos Bombal- indicó: “Yo creo que necesario no era, porque el fiscal estaba haciendo un argumento vinculado al conocimiento de uno de los imputados respecto de ciertos hechos al interior de la empresa. Además, era un hecho muy accesorio a la discusión porque se trataba de unos contratos que no eran materia de la formalización de la investigación, sin perjuicio de lo cual, el argumento ya había quedado hecho con una referencia a nueve contratos firmados por una persona. Luego se agregó este antecedente de un décimo contrato, que no está firmado por la misma persona y ni nadie de Penta, y se lanza el dato”.

E insistió: “Después me enteré que esto había sido tuiteando. Y aquí volvemos al punto inicial de lo peligroso, que el sistema público ande tuiteando, porque no cuesta nada perder el rol y aquí, justamente, lo perdieron”.

El profesional indicó criticó lo que a su juicio fueron “opiniones” vertidas por la fiscalía en la audiencia.

“La ley dice que los fiscales no pueden dar opiniones respecto de los casos que llevan, porque éstas eventualmente lo que van a generar es tendencias respecto de los procesos que están llevando y, por lo tanto, cuando caemos en esto de hablar con la calle, de tomar en cuenta el ambiente, estamos haciendo algo que la Constitución y la ley no sólo no le encargan, si no que le prohiben y ahí yo creo que hay un error institucional muy importante. La fiscalía debe hablar con los jueces, no hacerse responsable del ambiente social”.

Respecto a la comparación hecha por el CDE entre Penta y una organización de narcotráfico, Bofill opinó que fue “desafortunada”.

“Un grupo que trafica es una asociación criminal y aquí, más allá de la gravedad de los hechos que se están imputando, ni siquiera la fiscalía en su formalización sostuvo que estuviéramos frente a algo así como una organización ilícita, más allá de algunas frases que se dijeron en la audiencia de las máquinas y las culturas. Además, creo que comparar la actividad de un grupo empresarial con el narcotráfico es un exceso en la argumentación, como lo es también el hecho de dar opiniones sobre si acaso las penas debiesen ser más graves”, apuntó.