arcis A1

Enfrentado a la “más aguda crisis política, académica, económica e institucional” por la que ha atravesado la Universidad Arcis, el “Sindicato Histórico” de trabajadores de la institución, -que llevan 6 meses sin recibir sus sueldos-, acusaron mediante un comunicado público “la destrucción irremediable de nuestro espacio de trabajo”, desarrollado en medio de “un desaparecido proyecto crítico, alternativo e independiente”.

Loas trabajadores acusan persecución “política, sexual e ideológica” contra los dirigentes sindicales, la “complicidad” en la destrucción institucional de “las más altas autoridades del gobierno de Michelle Bachelet”, y la “responsabilidad política, moral, ética e histórica del Partido Comunista de Chile” con la institución, la que aseguran éste “ha negado”.

“El silencio cómplice de la élite política de la Nueva Mayoría gobernante apuesta a la destrucción de este proyecto académico alternativo, así como el oportunismo político – mediático de la derecha empresarial que utiliza nuestra crisis política e institucional para atacar las bienvenidas agendas transformadores de la educación en Chile”, expresan los trabajadores.

“Una estudiaba destrucción política e ideológica que se grafíca en el desmantelamiento de unidades académicas, despido injustificado de prestigiosos/as profesores/as y la persecución pública a los más importantes intelectuales que construyeron el pensamiento libertario de Universidad de Arte y Ciencias Sociales ARCIS”, agregan en el texto.

Para el Sindicato, en este cuadro se ha registrado “la violación sistemática a los derechos fundamentales de los trabajadores y trabajadoras de Universidad ARCIS representado en el no pago de sus sueldos durante los últimos seis meses, sumado a una millonaria e involuntaria deuda previsional”.

“Hemos sido víctimas de largos meses de dolor, humillaciones e incertidumbre psicológica – social donde la desidia, desinformación e indolencia han sido las malas prácticas permanentes de las autodenominadas ‘autoridades universitarias'”, concluyen.