bitar A1

El ex ministro y militante histórico PPD, Sergio Bitar, rechazó la afirmación que hizo el director de la encuesta Adimark, Roberto Méndez, sobre el que frente a los diversos escándalos del último tiempo “no hay espacio” para un acuerdo entre los políticos, dado que estos “no tienen legitimidad” en la ciudadanía.

Para Bitar, el tema pasa justamente por hacer los cambios legislativos necesarios para, a la vez de subir las exigencias de probidad y transparencia, fortalecer a los partidos, dado que “si se desarma el sistema vienen las dictaduras y los caudillismos”.

Lo anterior, en el contexto de que “esta no es una materia solo legal; también es cultural, y va desde la persona que se se sube al bus sin pagar hasta el que comete fraude”.

“Todos los chilenos deben asumir responsabilidades y cambiar de comportamiento, aunque en el caso particular de la política y el dinero, se requiriere mucha más firmeza. Pero decir que quienes han gobernado son los culpables, siendo que hay buenos presidentes de partidos, buenos militantes, buenas autoridades, puede constituir un desacierto mayor”, contestó en entrevista con La Segunda.

En esa linea, dijo no ver “de qué manera se puede avanzar si un país no se entiende. “¿Quieren echar a todo el mundo y que llegue un populista cualquiera? ¿O quieren a otro militar? No hay más camino que fortalecer la democracia y los partidos”, sentenció Bitar.

Consultado sobre si entonces es necesario que “las antiguas huestes” de la Concertación vuelvan a la primera linea política, el ex ministro aseguró que “eso es absurdo”, dado que la gente “que cumplió un rol fundamental para consolidar la democracia es necesaria, pero tienen que venir personas nuevas”.

“Hoy, muchos son jóvenes, pero con la experiencia de haber participado en los gobiernos anteriores. Ahora, uno podría decir que falta combinar un poco mejor. A veces un toque de experiencia mejora el rendimiento. Hay redes, conocimiento de otras personas, capacidades de anticipación, etc…”, explicó el ex senador.

“Hay una generación joven y la responsabilidad de quienes ya hemos sido varias veces ministros o senadores es cumplir un rol de apoyo. Pero para eso es necesario que los jóvenes pregunten. Y aveces les falta preguntar más”, concluyó.