honorato

Ayer en tribunales Pablo Honorato vivió una situación sumamente dolorosa físicamente. Luego de que la segunda sala de la Corte de Apelaciones decidiera rechazar el recurso de nulidad a Tamara Farías, sobrina de los hermanos Vergara Toledo, que fue sentenciada a 7 años de presidio tras balear a un guardia del BancoEstado.
Tras conocerse la resolución de la justicia, la abuela de Tamara, Elisa Toledo, y madre de Eduardo y Rafael, que fueron asesinados en 1985 en la Villa Francia se emputeció y no encontró nada mejor que lanzarse contra los jueces de la sala con aparentes ganas de agarrarlos a golpes. Todo esto mientras los tapaba a insultos.
Luego de que la mujer de 80 años fuera expulsada de la sala identificó por los pasillos de tribunales al emblemático periodista de Canal 13 Pablo Honorato junto a un camarógrafo que la enfocaba.
Fue así como la abuela no la dudó y le dio un patadón de aquellos en los genitales a Honorato.

A un día del incidente, hoy Pablo Honorato aborda el hecho en entrevista con LUN, y jura que “me golpeó muy leve”, aunque las fotos pudieran hacer ver lo contrario.

El periodista de Canal 13 cuenta el hecho de esta forma: “A esta señora le vino un momento de furia a raíz del fallo y se fue contra de los ministros que estaban en el estrado. Desalojaron la sala y la sacaron entre varios gendarmes. Ahí fue que de repente se suelta y se va contra mi camarógrafo y después en contra mía y me da ese puntapié, que afortunadamente me golpeó muy leve”, recuerda Honorato.

Al ser consultado por la foto en que se nota con gran dolor agarrándose las partes golpeadas, el periodista de tribunales le baja el perfil y cuenta que “es la reacción de uno: agacharse cuando te dan un golpe en esa zona. Afortunadamente el golpe no fue de lleno”.

Honorato es claro y califica lo que vivió como “lamentable”, ya que a su parecer, pese a que ella “es una señora que ha sufrido mucho, por eso no tiene que irse en contra de la prensa. Yo la entiendo, porque debe estar sufriendo, pero esa no es la forma de reaccionar. Yo estaba observando el incidente. Estaba desprevenido”.

El trabajador de las comunicaciones admite que lamenta la situación, “porque yo la conozco, la he entrevistado varias veces. Yo creo que estaba muy impactada porque se confirmó la condena a su nieta.