19 de Mayo de 2015/SANTIAGO  Durante esta tarde el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, se refirio a la actual materia financiera del pais.  FOTO:VICTOR PEREZ/AGENCIAUNO

Valdés indicó que “nuestra economía está fundamentalmente sana y que tenemos que trabajar todos juntos en su capacidad de crecimiento. La política macroeconómica ha hecho su trabajo, con tasas de interés bajas y un Presupuesto expansivo. Ahora tenemos que trabajar para que la inversión y distintos cuellos de botella se vayan limpiando”.

Respecto a las expectativas del sector privado por una moderación de las reformas, el ministro señaló que “es muy importante acometer las reformas, porque han sido prometidas al país y el país las quiere. En lo que tenemos que poner ojo es en avanzar y priorizar aquellas cosas que nos ayudan más en ir ampliando nuestra capacidad de crecimiento y, segundo, en ir poniéndoles orilla, de manera que temas que son fantasmas, y que son fantasmas irreales, los podamos ir moderando”.

Explicó que “sin disminuir en nada el compromiso de hacer el cambio más profundo en décadas en nuestro ámbito laboral, esta agenda laboral equilibra la cancha de manera muy fundamental, en términos de darle poder a los trabajadores. Pero tenemos que cautelar el balance, lo que significa poner también cierta orilla hasta dónde llega esto. La búsqueda de balances en todo lo que hacemos, sin renunciar al objetivo final, es clave y eso lo veo como parte de mi trabajo en este gabinete””.

Enfatizó en que a los empresarios “les pediría que no vean fantasmas donde no los hay y que vean que somos un país sensato. Tenemos que converger en esa sensatez”,

El reemplazante de Alberto Arenas, respecto a las reformas tributaria y laboral, y la nueva Constitución, dijo que “tenemos una agenda muy amplia. Lo que tenemos que evitar, como algunos andan pidiendo por ahí, es ser estridentes. Hay que avanzar de manera coherente con los distintos objetivos que tenemos, pero a un ritmo responsable”.

En cuanto a si la reforma laboral será procecimiento o prosindical, Valdés afirmó que “estas disyuntivas no tienen por qué ser unidimensionales. Cuando uno simplifica cosas que son complejas, llega a caricaturas y se crean fantasmas. Lo que queremos es equilibrar el poder de las dos partes, y dar incentivos a que haya más cooperación. Eso traerá más paz social y menos conflictividad. ¿Menos conflictividad es procrecimiento o no? En todas estas cosas hay balances que hacer, lo importante es que seamos maduros y republicanos en incorporar todas las complejidades y buscar soluciones que hagan compatible crecimiento y justicia social”.

Al recordarle que el Gobierno pasado se fijó la meta de crear un millón de empleos, Valdés dijo que “llevo dos semanas acá y no me voy a aventurar”.