Fotografía masiva de mujeres amamantando

(Imagen de referencia)

El asunto es más o menos así. Una madre se encontraba comiendo junto a su bebé en el restorán TGI Friday’s en la ciudad de Terre Haute, Indiana, Estados Unidos. La mujer, ante el hambre instintiva de su lactante, comenzó a amantarlo en el lugar, sin advertir que un desconocido se disponía a  fotografiar el hecho, recoge el sitio de radio Bío-Bío.

No contento con ese acto, el hombre no encontró nada mejor que subir la imagen a Facebook con un comentario que decía: “Ok, madres por ahí… sé que cuando un bebé está hambriento, necesitan alimentarlo. Pero quisiera saber si esto es apropiado o inapropiado mientras intento comer mi Fridays (plato) y hay niños pequeños alrededor. Entiendo alimentarlos en público, pero ¿no puedes al menos cubrir tu seno?”.

Según el portal Página 7, cuando la mujer se percató la fotografía ya había sido compartida más de 43 mil veces en la red social.

Ante este hecho, ella escribió: “Ayer, fui humillada en las redes sociales por alimentar a mi hijo en público. Estuve pensando qué hacer desde entonces, así que aquí está. Esta foto fue tomada sin que yo tuviera conocimiento, mientras alimentaba a mi hijo en el TGI Friday’s en la ciudad de Terre Haute, Indiana. El hombre que tomó la imagen era un completo extraño para mí y estaba sentado a tres mesas de nosotros con su joven hija”, contó.

“Él tomó la foto y la puso en las redes sociales (Facebook e Instagram) y la mayoría de los comentarios que le siguieron fueron igualmente de vergonzosos y humillantes, no sólo para mí, sino que también para cualquier mujer que haya amamantado en el pasado, lo haga ahora o en el futuro”, confesó.

La mujer, identificada como Conner Kendall, mantuvo la identidad del tipo en reserva y le respondió por inbox, compartiendo además el mensaje en su cuenta, el que suma más de 72 mil “compartir”.

Esta fue la respuesta de esta valiente madre:

“Estimado señor (nombre censurado),

sólo quería que supiera que yo soy la madre que estaba alimentando a su hijo en TGI Fridays hoy. También soy la mujer a quien necesitaste fotografiar mientras lo hacía. Después procediste a postearla en las redes sociales de una forma humillante. Mientras yo admiraba a tu adorable hija, tú estaba posteando fotos mías en Facebook e Instagram.

Aunque de ninguna forma te debo una explicación, me gustaría aclarar algunas cosas. No hice nada malo: me di vuelta para amamantar a mi hijo y me bajé la polera cuando terminó para respetar a otros en el restaurante. No usé una cubierta, porque mi hijo pelea contra ellas, chilla y no come bajo estas. Si hubiese estado gritando porque tenía hambre, entonces habría sido una mala madre por no alimentarlo.

Tampoco me saqué leche al salir de la casa, porque a mi hijo no le gusta beber en botella y porque es mi derecho alimentarlo de la forma en que me acomode. Te quería agradecer por mostrar en público tu ignorancia y por iluminar un tema que es cercano y querido para mi corazón. A través de la violación a la privacidad de mi niño y la mía has hecho un par de cosas.

Primero, mostraste tus verdaderos colores a miles y expusiste a otras personas de mente estrecha. Aunque querías exponer una violación a tus derechos y los de otros, fuiste un hipócrita. Violaste no sólo mis derechos, sino que también los de mi niño. ¿Sabías que es ilegal compartir imágenes de menores sin el permiso expreso de su guardián legal? Sé que te sentiste incómodo con mis pechos, pero aquí hay una idea: No los veas.

Segundo, me diste una plataforma para defender el amamantamiento ferozmente. Me has inspirado a hacer una llamada a la acción (…) tercero, me has desafiado a mí y a mi carácter. Me diste la oportunidad de demostrar la clase de persona que soy durante los tiempos negativos. Sé que soy fuerte y no podrás romperme… de hecho, me volviste más fuerte (…) Estoy determinada no sólo a alimentar a mi hijo, sino que a hacerlo cuando quiera y donde quiera, apoyada por la ley federal”.

La mujer concluyó la carta invitándolo a bajar la foto y a ofrecerle unas merecidas disculpas, advirtiendo que si volvía a subirla, buscaría tomar acciones legales. “Te recomiendo fuertemente educarte a ti mismo y a tu hija sobre amamantar. Los pechos están hechos para alimentar a los más jóvenes, es nuestra sociedad la que los sexualiza”, agregó.

“Rezo para que en el futuro tu hija decida amamantar y no sea humillada y no termine con una foto suya por todas las redes sociales. Sinceramente, la madre que fotografiaste alimentando a su bello hijo”, concluyó.