carroza

En medio de la reapertura del caso Quemados, un lector de La Segunda identificado como Patricio Mackenna Salas escribió a la sección “Cartas al director” una misiva donde asegura que las víctimas del cruento episodio, Rodrigo Rojas de Negri y Carmen Gloria Quintana, son más bien dos subversivos.

Asegura que tras ver la cobertura del hecho en una canal de televisión, la que tilda de tendenciosa, su primera reacción fue de rechazo a los “criminales”.

Sin embargo, plantea que “recuperando la cordura, y desentendiéndome de la información torcida del medio, quise traer a mi memoria alque después de tres décadas había olvidado”.

Al respecto escribe textualmente que al ver quien estaba a cargo de la reapertura del caso le asaltaron dudas respecto de la imparcialidad en la investigación, ya que según sostiene “recordé que las supuestas víctimas cargaban en sus mochilas botellas con bencinas destinadas a ser lanzadas contra la movilización colectiva”.

Agrega que Quintana y Rojas de Negri al “ser detenidos por una patrulla militar, se le rompieron a los subversivos las bombas incendiarias, resultando éstos con quemaduras graves”, asegurando que esa descripción quedo probada por la justicia en 1986.

Cierra manifestando que ojalá esto sirva para que la gente ponga filtro a los medios tendenciosos, “éstos en manos de una izquierda que tergiversa los hechos sin ningún pudor”.