Gajardo

Durante la jornada de este lunes está programado que el fiscal Carlos Gajardo declare en calidad de testigo en el caso que abrió el Ministerio Público contra el jefe de la fiscalía oriente, Alberto Ayala, por supuestas filtraciones en el caso SQM.

El ex subdirector jurídico del Servicio de Impuestos Internos, Cristián Vargas, en momentos en que entregó su declaración por la investigación vinculada a la minera no metálica, habría apuntado a Ayala como la persona que le hacía llegar información relevante al ex ministro de Interior, Rodrigo Peñailillo en torno al bullado caso que remeció a la política.

Los datos filtrados al ex jefe de gabinete datarían de enero de este año, cuando recién se estaba destapando el caso SQM. En concreto, se trataría de la querella que presentó el SII contra el ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner y su cuñada María Carolina de la Cerda el 9 de ese mes por el uso de boletas ideológicamente falsas, una de las cuales fue a parar a la firma que controla Julio Ponce Lerou.

De hecho el fiscal encargado del caso filtraciones, Manuel Guerra, aseguró que el testimonio de Vargas consiguió que se abriera la investigación.

Pues bien, en este caso en particular, ya han concurrido hasta el Ministerio Público el propio Vargas, además del ex director del SII, Michel Jorratt, quienes optaron por la misma estrategia de salir en completo hermetismo y por una puerta que no fuera la principal, en la que todos los periodistas esperaban ansiosos sus declaraciones.

Cabe recordar que Jorratt ya declaró en el caso SQM en calidad de imputado. De acuerdo a un artículo publicado en The Clinic Online, el ingeniero reiteró ante los fiscales su versión acerca de las presiones que recibió por parte de Interior, cuando Peñailillo ostentaba el cargo, para no meterse en el caso SQM.

El ex jefe del SII precisó que nunca habló directamente con el exministro, sino que todo se le hizo llegar a través de Andrea Palma, asesora del ex ministro de Hacienda, Alberto Arenas.

Por otro lado, Jorratt también mencionó a Arenas en su declaración, al que sindicó como el nexo con la empresa de Giorgio Martelli, Asesorías y Negocios.

Mientras ejerció el mando en el SII, Jorratt mantuvo algunas diferencias con Vargas respecto precisamente de la arista SQM.

La investigación por la supuestas filtraciones entonces resulta sensible en ese sentido, pues además en su declaración Vargas, según fuentes de la investigación, incluyó hechos que Jorratt habría omitido el pasado 25 de junio, cuando denunció presiones. Según las mismas fuentes, Vargas habría dicho a los fiscales que Jorratt en algunas ocasiones se mostró dispuesto a atender a ésta y no a rechazarlas como ha dicho públicamente.

El abogado de Peñailillo, Rodrigo Gonzaléz, salió hace algunos días a desmentir tajantemente que Ayala le hiciera llegar información, o que el exministro se la hubiera pedido.