George R.R. Martin efe

El escritor de la popular saga Game Of Thrones, George R.R. Martin adelantó a los fanáticos que, contrario a lo que podría esperarse de una de las series más sanguinarias, el final de la historia no será un apocalipsis sangriento ni nada por el estilo.

Por el contrario, el autor señaló a The Observer que si bien el final aún no está listo, se tratará de un cierre “agridulce”, inspirado en El Señor de los Anillos: “No he escrito el final aún. He dicho antes que el tono del final que quiero es agridulce. O sea, no es un secreto que Tolkien ha tenido una enorme influencia en mi, y adoro la forma en que terminó El Señor de los Anillos”.

Agregó: “Termina con victoria, pero es una victoria amarga. Frodo nunca vuelve a estar completo, se va a las Tierras Imperecederas, y el resto de la gente vive su vida”. El escritor de GoT también dijo: “Todo lo que puedo decir es que ese es el tono que quiero lograr. Si resulta o no, será trabajo de los lectores juzgarlo”.

A diferencia de las películas, los hobbits de El Señor de los Anillos no regresan a una Comarca tranquila en el final. En la novela de Tolkien, que ha inspirado fuertemente a Martin, Saruman tiene el poder sobre la Comarca, y no es sino hasta que éste muere y con el paso del tiempo, que el hogar de los hobbits vuelve a la normalidad.